Entradas populares

jueves, 9 de octubre de 2014

Sentimientos perversos


                                                             
joanna de angelis mentora espiritual de divaldo p franco y autora ...Divaldo Pereira Franco em Mannheim, Alemanha. Foto por Jorge Moehlecke
SENTIMIENTOS PERVERSOS
             
De entre los restos del proceso evolutivo, no es raro que permanezcan, en el individuo, los sentimientos de odio y de venganza, como herencias enfermas de las experiencias vividas en el pasado. 


Provenientes tal vez, de los mecanismos de defensa de la vida, se tornan  sus verdugos, portadores del hedor pestilente de la violencia  que debería  haber quedado en los días ya remotos del entonces… 
Testificando la vigencia del primarismo en que aún  se encuentra el Espíritu, constituyen emociones  perversas que deben ser combatidas con los admirables instrumentos de la compasión y del olvido. 
El odio es portador  de energía destructiva  que perturba inicialmente a aquel que lo cultiva, terminando por hacerlo su víctima preferencial. 

A él se deben muchos disturbios de variada complejidad, como problemas en el aparato digestivo, en el hígado, en las funciones cardiacas, en los delicados tejidos emocionales, contribuyendo a crear situaciones penosas que culminan produciéndo la desdicha personal. 
El odio es una emanación dolorosa  de la herencia destructiva que  renace en la naturaleza humana. 
Prolongado, se transforma  en cárcel estrecha y asfixiante que aplasta al ser, presentándole la salida falsa por la puerta de la venganza, mediante la cual se disfraza aquel que instituye el motivo de tal reacción que es una salvajada…  
La irracionalidad del odio se patenta a través de la ilusión de la prepotencia, hija  ilegitima  del egoísmo que no nos permite  ninguna contrariedad, amonestación, entredicho… 
La simiente del odio se fecunda con facilidad  no solo de las emociones  en desconcierto. 
Toda la ira acumulada que se equipa con energías vigorosas  para las represalias,  desgasta la maquinaria  orgánica  de quien la experimenta,  debilitando sus delicados engranajes internos. 
Búsquese entender,  todo aquel que se siente  incomprendido o víctima del otro,  que eso ocurre  porque  el opositor, se encuentra infeliz, sea por conflictos psicológicos, sea  por dificultades de varada génesis, y el merece más compasión  que resentimiento… 
El cambio  de actitud mental, no permitiéndose los caprichos infantiles de la aceptación por todos, contribuye expresivamente para que el desequilibrio no se instale con la fuerza de la cólera.  
Procediendo así,  se torna  más exequible  vivir  en paz,  aun mismo cuando ocurren alrededor situaciones  perturbadoras. 
De igual manera  sucede con los sentimientos morales. 
Innumerables males  para la sociedad procedentes de los individuos se originan en el cultivo del odio, que se hace irracional, cruel y conduce a la alineación. 
Acontece, en la Tierra, hediéndos crímenes que son gestionados en el odio , cobardemente  cultivado desde la infancia  como en otros periodos de la existencia. 
De idéntica manera, el deseo de venganza reduce a cenizas  los delicados mecanismos psíquicos y emocionales. 
Se transforma en mono idea, porque las aspiraciones pasan a girar en torno de su mórbida programación, y después culminada y deleitarse en si mismo se da cuenta de su inutilidad y de su prejuicio porque el sentido existencial desaparece, dando lugar a amarga frustración. 
Esos sentimientos perversos –el odio y la venganza – deben ser trabajados con tenacidad y diluidos, dando lugar a las emociones positivas de la piedad y del perdón que fluyen del amor. 
**************  
   
El mundo, la gran escuela, ha sido el campo experimental para el ejercicio de los sentimientos  nobles, aquellos que dan vida, que fomentan la vida,  que trabajan a favor de la vida. 
En el torbellino de sus ocurrencias, felices son aquellos que atraviesan los valles de las aflicciones mirando y avanzando en la dirección  de los montes de la sublimación que deben ser elevados. 
Si no hubiese desafíos y choques en ningún sentido existiría en el descanso carnal. 
Las hediondas guerras  y el cruel terrorismo  nace del odio que se desenvuelve en el caldo de la cultura  de los preconceptos, del despecho, de la envidia, de los conflictos de inferioridad que se transforman en verdugos impenitentes de la sociedad. 
Se trata de la predominancia de la naturaleza animal sobre las conquistas de la naturaleza espiritual que deberían estar en vigor en la fase de la razón y del discernimiento del ser, en proceso de liberación de las fajas primarias. 
Permanecen, sin embargo,  y solamente destruyen, porque lo suyo es la saga de la desdicha y de la violencia. 
En cuanto a eso, el amor silenciosamente dulcifica las vidas  que se le entregan, descubriendo en el sacrificio la meta bendecida a ser alcanzada. 
De ese modo, el antídoto para los sentimientos mórbidos es el amor en su elenco de expresiones, tales como la amistad,  la ternura, el abandono, el espíritu solidario,ell afecto profundo, que son capaces de conducir  al holocausto  por la preservación  de la armonía  y del bien en la faz de la Tierra. 
A semejanza del lirio de color blanco y brillante fluctuando perfumado por encima del charco, se torna objetivo esencial  de la existencia humana. 
En el ser humano brilla la sublime centella  de Dios, que debe ser mantenida  con los recursos de la afectividad superior. 
Cuando aumenta su potencia, derrama bendiciones a su alrededor, apagando las sombras temerosas del primitivismo ascentral. 
No fue por otra razón que, recordando la interrogación profética, Jesús nos pregunto: 
-¿No os fue dicho que sois dioses? 
************* 
Todo conspiraba, en aquel escenario de hediondez y criminalidad orquestadas por el odio y por la venganza contra Él. 
La sordidez  armaba los odios que deseaban venganza en relación a Su amor. 
Casi todos lo abandonaron, recelosos y abatidos, y El se vio solo, sin embargo con Dios, y aparentemente vencido por los sicarios de la humanidad, en el momento extremo, con insuperable amor, exclamo: 
-¡Perdónalos, Padre mío, porque ellos no saben lo que hacen. A partir del aquel momento, el odio y la venganza pasaron a ceder lugar al amor y el perdón, que un día   transformaran al ser humano, tornándolo realmente feliz. 
***************  
Si no hubiese desafíos y choques,ningún sentido tendrían las venganzas carnales.mientras que el odio y la venganza arman a las criaturas, unas contra otras, mientras que la compasión y la misericordia facultan que se amen unas otras.  

Del libro de Divaldo Pereira Franco “Ilumínate” por el espíritu Joanna de Angelis   
Traducido por M. C. R  
    

                          ***********
Ernesto Bozzano
Ernesto Bozzano


 CONVERGENCIA DE HECHOS


Hay doce puntos fundamentales respecto a los cuales se encuentran de acuerdo todos los espíritus que han transmitido mensajes.
En base a los rasgos comunes de esos mensajes, se puede establecer el siguiente cuadro:

1)  Los espíritus afirman que el mundo espiritual, todos se encontraron en forma humana.
2)     En el interín de un tiempo que puede ser más o menos largo, ignoran que están muertos.
3)   Dicen que poco después del transcurso de la crisis preagónica, pasaron por la reminiscencia sintetizada y panorámica de los acontecimientos de su existencia.
4)   Confirman haber sido recibidos en el mundo espiritual, por los espíritus de sus familiares y amigos fallecidos.
5)  Casi todos afirman haber pasado por una fase más o menos larga de sueño reparador.
6)   Casi todos dicen haberse encontrado dentro de un ambiente espiritual radiante y maravilloso; aquellos casos de fallecidos, moralmente normales; y en un ambiente tenebroso; aquellos moralmente depravados
7)    Informan haber encontrado, que el ambiente espiritual, es un mundo objetivo, sustancial, real y análogo al medio ambiente terrestre, pero espiritualizado.
8)   Supieron que esto se debía al hecho, que, el mundo espiritual, el pensamiento constituye una fuerza creadora, capaz de reproducir a su alrededor, el ambiente de sus recuerdos.
9)  No tardaron en comprender que la trasmisión del pensamiento constituye el lenguaje espiritual, a pesar de que los espíritus recién llegados, se hacen ilusiones y creen comunicarse por medio de la palabra.
10)   Han observado, que gracias a la facultad de visión espiritual, eran capaces de percibir los objetos por dentro y a través de ellos.
11) Han constatado, que los espíritus pueden transportarse instantáneamente de un lugar a otro, aunque sean muy distantes, gracias a un acto de voluntad, y pueden pasearse por el medio espiritual, o sobrevolar a cualquier distancia del cielo.
12)   Igualmente, dicen saber que los espíritus de los fallecidos, gravitan, fatal y automáticamente, hacia la esfera que les conviene, gracias a la “ley de afinidad”.
Ernesto Bozzano-

Adaptación: Oswaldo E. Porras Dorta

                 *****************

 
 ¿ Espiritismo cristiano o solo Kardeciano ?

Parece que el Espiritismo, siendo doctrina abierta y universal, tendemos a calificarlo como cristiano, dejando así fuera de él a quienes ostenten otras religiones no cristianas. 
Tal vez no lo debemos ensasillar bajo ese nombre, haciéndolo nuestro con exclusión de quien no sea cristiano. Porque los Espíritus traen su mensaje de Verdad para la Humanidad entera y nosotros, tenemos raices cristianas, pues la gran mayoría de los espíritas procedemos de las iglesias Católica y  Protestante, principalmente. Si los Espíritus Superiores, con permiso de Cristo o de Dios mismo, hubiesen planificado venir en medio de otra religión, no cristiana, lo hubiesen podido hacer, pero probablemente debido a prejuicios y recelos religiosos, no hubiese progresado tanto y no se hubiera extendido tanto por todo el mundo con el fin de impulsar la transformación moral necesaria en las décadas en las que ya estamos sumidos, dejando atrás el viejo modelo de sociedad en todo el mundo, con sus trasnochadas religiones.

La cuestión es que el Espiritismo es el Consolador que prometió Jesús que nos enviaría en Su nombre, y los principios morales que proclama tienen un caracter universal, pues son aplicables a todas las sociedades humsnas del mundo, con independencia de las religiones particulares que cada una siga mayoritariamente.


Jesús es Maestro indiscutible de la Humanidad, y Kardec se nos reveló como discípulo superior, modelo para nosotros, que deseamos alcanzar la meta de la perfección. Los otros Enviados o Profetas que han venido a la Humanidad o a un sector de ella, son como nosotros  discípulos del Maestro, pero de un grado espiritual muy superior al de los mejores humanos de la Tierra. Estos  han venido en otras épocas diferentes a la de Jesús, no para fundar religiones, sino para enseñar unas enseñanzas morales puras y sencillas que pronto mejoraron el nivel moral de los pueblos que las recibieron, para ir preparando a esa parte de Humanidad para alcanzar unos niveles morales suficientes y necesarios para poder asimilar en otro momento, con más luz de conocimiento y de espiritualidad, la doctrina del Maestro, reflejada en los Evangelios. 


  Si tal doctrina evangélica se hubiese asimilado en su totalidad y practicado en todas las sociedades del mundo a donde se divulgó, el mundo se habría podido evitar los terribles episodios de horror y guerras que llevamos padecidos, y la transición planetaria sería un cambio imperceptible, pero como no ha sido así, me temo que el cambio será traumático, pero inexcusable.  Y sin embargo, en nombre del evangelio y de las otras religiones, se ha hecho correr mucha sangre y mucho dolor, por no haber aplicado la esencia moral común que pregonizaban todas ellas.


Considero por tanto, que le llamamos Espiritismo Cristiano, porque la enseñanza y principios morales son los de Jesús- el Cristo-, pero no perdamos de vista a los demás hermanos de la Humanaidad, que nacieron en otras latitudes de diferente religión; religión en general, creada alrededor de una figura que en los elevados planos espirituales donde estaba Jesus, planificaron el avance moral de la Humanidad terrestre, o sea, un equipo de Espíritus Superiores, en donde el Maestro o Director, era y es Jesus el Cristo. Así. el Espiritismo, debe ser Espiritismo Kardecista y nada más, porque Kardec no excluye ni compite con ninguna religión haciendo  prosélitos desde ellas; si lo "cristianizamos", aunque solo sea por la palabra "cristiano" que lo acompaña ahora, estaremos poniendo freno y barreras a tantos y tantos millones de personas procedentes de otras religiones, tal como el Taoismo, el Budismo, los Musulmanes, las religiones indias, etc. Todos son también hijos del mismo Dios que nosotros, y Cristo no los excluye de su lado, no quiere que "El buen Pastor" deje perder una sola de sus ovejas, y nosotros tampoco debemos quererlo. Al fin y al cabo es solo cuestión de palabras que llevan a forjar más religiones humanas, y no es una nueva religión lo que la Humanidad necesita, sino que lo que urge es una verdadera transformación moral  


El siguiente tramo, procede de Juana de Angelis,   ( Después de la Tempestad), a través del médium Divaldo Pereira Franco,y dice lo siguiente:


El Espiritismo, a semejanza del cristianismo, es claro como el Sol. Los errores que puedan aparecer en su nombre corren por cuenta de la invigilancia de médiums ociosos y emocionalmente perturbados, pero no alcanzan a la esencia de la Doctrina. Atraviesan por el movimiento tales profecías asustadizas, que agradan a una zona de mentes inquietas u ociosas y marchan al olvido.


Sin embargo, la Revelación, en toda su elocuencia, permanecerá como el faro bendito para los tiempos venideros del mañana, clareando rutas e iluminando conciencias en los rumbos de la Verdadera Vida.



- Jose Luis Martín-

1 comentario: