Entradas populares

domingo, 1 de noviembre de 2015

Sonambulismo: Una facultad intrigante

              
                         Para reflexionar. .


"porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el 
cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores" (1 Timoteo 6:10).


     El dinero, en sí mismo, no es un mal. El amor al dinero lo 
es. El dinero es como un ladrillo. Puede usarlo para  construir una catedral o para aplastar la cabeza de alguien.

  El dinero, por sí solo, no es ni bueno ni  malo. La codicia es la raíz de todo el mal. (Paul W. Powell)

 Sabemos que el dinero forma parte de la vida de todos. Sin  
él, casi nada conseguimos hacer. Y ¿hasta que punto hemos sabido manejar el dinero? ¿Que importancia  ha tenido en nuestras vidas, especialmente en la espiritual?



  El misionero Paulo, personaje importante en las Sagradas  Escrituras, dice que el amor al dinero es la raíz de todos los males. ¿Y qué  quiso decir con eso? ¿Qué es pecado, tener dinero  o querer poseerlo? Claro que no. El dinero, usado con sabiduría delante de Dios, es una gran 
bendición, no solamente para quien lo tiene como para aquéllos que son bendecidos por aquéllos que lo tiene.

 Pero cuando olvidamos lo que es correcto, lo que es honesto, lo que es verdadero, lo que es puro, en busca de riquezas, entonces desagradamos al Señor y nos apartamos de Su presencia.    

Cuando usamos el dinero para "comprar la bendición de Dios" también estamos pecando. Cuando gastamos más de lo que ganamos, cuando no colocamos límites en el uso del dinero que Dios nos da, hundiéndonos  en deudas y en aflicciones, también  nos estamos  alejando del Señor y de todo cuanto Él  nos puede  proporcionar.


    Si queremos ser aprobados por Dios en el uso del dinero,  
debemos colocar lo que ganamos y nuestras necesidades en Su  altar. Dios nos orientará y, si fuese necesario, multiplicará nuestro salario. Hará caer sobre nosotros y nuestra casa "lluvias copiosas de bendiciones" .

¿Ha sido su dinero usado para construir un altar para adorar a  Dios o un muro para sus lamentaciones?

- Paulo Barbosa-
                                                            
**********************


A FE E O AMOR.gif




LA FE Y EL AMOR

“Y una mujer que padecía hemorragias desde hacía doce años, que había sufrido mucho con muchos médicos y había gastado toda su fortuna sin obtener ninguna mejoría, incluso había empeorado, al oír hablar de Jesús, se acercó a él
por detrás entre la gente y le tocó el manto, pues se decía: Con sólo tocar sus vestidos, me curo. Inmediatamente, la fuente de las hemorragias se secó y sintió que su cuerpo estaba curado de la enfermedad. Jesús, al sentir que había salido de él aquella fuerza, se volvió a la gente y dijo: ¿Quién me ha tocado? Sus discípulos le contestaron: Ves que la multitud te apretuja, ¿y dices que quién te ha tocado? Él seguía mirando alrededor para ver a la que lo había hecho. Entonces la mujer, que sabía lo que había ocurrido en ella, se acercó asustada y temblorosa, se postró ante Jesús y le dijo toda la verdad. Él dijo a la mujer: Hija, tu fe te ha curado; vete en paz, libre ya de tu enfermedad.”
(Marcos, V. 25-34).
Sabiduría y santidad son los dos atributos para la adquisición de la felicidad.
La Luz da sabiduría, la Religión da santidad, pero sólo el Amor resume toda la Ley y los Profetas.
La Esperanza consuela y anima; la Caridad robustece y ampara; la Fe salva; el Amor anima todas estas virtudes; el Amor es la Ley.
Los hombres titubean; la Humanidad degrada; todo parece perdido como la nave golpeada por la tempestad. Aparece el Amor y hace oír su voz convincente: todo se calma.
La bonanza sucede a la impetuosidad de los vientos y a la furia de los mares. La luz sucede a las tinieblas como el día sucede a la noche.
No hay nada que manifieste mejor la Ley de Dios que el Amor. Su nombre, escrito únicamente con cuatro letras, indica los cuatro puntos cardinales de la felicidad espiritual; sus letras son luces; su luz brilla más y arde mejor que el Sol.
La Esperanza está unidad a la Inmortalidad; mas la Fe es inseparable del Amor.
La mujer enferma, llena de fe, se aproxima al Señor, le toca los vestidos. “Haciendo eso, pensó: quedaré curada del mal que hace muchos años me aflige.” ¡Y el milagro se efectuó!
Así les sucederá también a todos aquellos que tuvieran fe y se aproximasen a Jesús: “El que me siga no estará en tinieblas.”
Todos los que tuvieran Fe, y con Fe buscasen vencer las dificultades, triunfarán porque el Amor coopera con la Fe para derrumbar barreras, destruir dominios, aniquilar obstáculos y suprimir dificultades.
“Si tuvieras fe, dijo Jesús, dirás a este monte: pásate para allá y él pasará.”
“Si tuvieras fe, dirás a esta higuera: trasplántate más allá, y así ocurrirá.”
La misión exclusiva de Jesús fue revivir los corazones en la Fe, para que las almas lleguen a las alturas del amor de Dios.
En todos sus viajes, el Maestro sembraba Fe, para que las gentes, con su producción, adquiriesen los tesoros del Amor.
Es así como, cultivando sus enseñanzas, nosotros alcanzaremos los mundos de luz que se mueven en el Éter accionados por la voluntad de Dios.
La Luz da Sabiduría y salva; Jesús es el Camino, la Verdad y la Vida; el Amor es la Ley.

CAIRBAR SCHUTEL – Mari Carmen-España

**************************

EL AMANECER
DEL AMOR
--------


Cuando el día amanece y el sol comienza a clarear todo, las estrellas se apagan, una a una, los pájaros comienzan a cantar saludando la luz, toda la naturaleza despierta… Las flores se abren llenando el aire de perfume, los peces se dirigen a la superficie atraídos por la claridad, el viento aun está soplando frió, clareándolo todo, la mayoría de los humanos duermen aun. Algunos apenas se levantan muy a desgana, para cumplir el horario del trabajo. La rueda de la vida da una vuelta más y una nueva etapa se inicia…

Muchos reciben este nuevo día con esperanza: van a reencontrar amores que partieron, van a festejar una victoria, van a realizar un sueño, van a cumplir una meta, están seguros de resolver un problema.

Otros no tienen siquiera la voluntad de levantarse de la cama para enfrentar un día más, que sospechan y creen hasta que será igual que los anteriores, sin color, sin brillo, sin ninguna novedad. Se fuerzan a despertar, pero ya están sin esperanzas, ya no creen en la renovación traída por la propia vida, a cada instante. Son viejos en cuerpos que no siempre están gastados, son seres amargados que no aprendieron a amar las pequeñas cosas, como apreciar la belleza siempre presente en este planeta.

¡Feliz de aquel que saluda el nuevo día con esperanza! Que se entrega al flujo de los nuevos acontecimientos que no puede controlar, con confianza y tranquilidad, teniendo la seguridad de que siempre ocurrirá lo que sea mejor, incluso que eso no sea agradable.

La paz viene de esta seguridad de que nunca se está sólo, de que formamos parte de un plan sabio y muy bien elaborado, de que un día todos llegaremos a sentirnos completamente felices, no importa cuanto tiempo lleve esto.

Partir es también llegar a algún lugar. Cuando perdemos alguna cosa, alguien está ganando y cuando sonreímos, muchas veces hacemos a alguien llorar. En la relatividad de las cosas está todo lo bailado de la vida, donde estamos siempre moviéndonos para algún lugar, donde nuestros sentimientos siempre se modifican, ahora más alegres, ahora más tristes, sin que en la mayoría de las veces podamos comprender el porqué.

En este caminata, doblando esquinas, cruzando caminos, tropezando con espinos y a veces cayendo en agujeros, vamos viviendo, encontrando personas que nos ayudan, otras que nos acusan, algunas que abusan, otras que nos amparan, nos abrazan y nos aman.

Lo importante es no desanimar nunca, no parar nunca. Es preciso continuar, no dejar de andar.

La felicidad vive en el corazón que está en paz, que ama a todos y a todo, que sabe perdonar y, principalmente, que aprendió a esperar con confianza por días mejores.

El acaso no existe, todo ocurre por una razón. Confiando en esto nos sentiremos fuertes y acogeremos lo nuevo como a una visita inesperada, pero bienvenida. Observaremos nuestros sentimientos delante del que nos llega, procuraremos aprender con todo lo que ocurre, pues aquí estamos en una escuela, donde muchas veces un segundo puede enseñar mucho más que una hora…

¡Los sueños, que los guardemos! Son estrellas que brillan e iluminan nuestras mentes. Cuando la tristeza por alguna razón llegara, acordémosno de ellos y dejemos que nos muestren como nuestro futuro será, ¡pues la tempestad ha de pasar!

Maria Cristina Fraga Tanajura

**************************

SONAMBULISMO 
Facultad intrigante poco debatida

Jorge Hessen

Una neozelandesa consiguió dirigir y enviar mensajes (1) por el celular (mientras “dormía” al volante), en completo estado de trance sonámbulo (2). He aquí un tema desafiador para la reflexión espirita, por cuanto el sonambulismo [del latín somnus- sueño y ambulare= marchar, pasear] consiste en un estado de emancipación  del alma más completo que el sueño. El sueño es un sonambulismo imperfecto. En el sonambulismo, la lucidez del alma, esto es, la facultad de ver, que es uno de los atributos de su naturaleza, es más desenvuelto. El alma ve las cosas con más precisión y nitidez, el cuerpo puede actuar bajo el impulso  de la voluntad del alma. El olvido  absoluto en el momento del despertar es una de las señales características del verdadero sonambulismo, visto que la independencia del alma y del cuerpo es más completa que en el sueño.
Allan Kardec informa en la introducción del libro de los espíritus que se interesó por el sonambulismo y magnetismo desde su juventud. En aquella época el tema era observado en todo el continente europeo, despertando interés académico  en numerosos estudiosos. El Marqués de Puysegur, uno de los más célebres discípulos de Franz Antón Mesmer, provocaba la “crisis Hipnótica” y aprovecho ese periodo de “sueño provocado”  para curar a sus pacientes. Durante el trance, ciertos sonámbulos podían dictar recomendaciones sobré el diagnóstico y el tratamiento de enfermos allí presentes.
El siglo XIX, por tanto, más allá de despertar el interés de la comunidad científica, el “magnetismo” fue bastante estudiado en las obras espiritas. El Codificador, un investigador del magnetismo desde los 18 años de edad, redefinió algunos conceptos sobre el tema. Palabras como “espíritu” y “médium” ya existían, entre tanto Kardec les dio otra acepción visando estratificar los marcos de la Doctrina  que venía al mundo  bajo las orientaciones de los Instructores desencarnados.
El “médium” en la concepción hipnotizadora, significaba  una persona  que se colocaba bajo el control de un magnetizador. Todavía, Kardec anota en el cap. XIV de El Libro de los Médiums  que “médium” es todo aquel  que siente, en un grado cualquiera, la influencia de los espíritus.
Comparemos el término “médium sonámbulo”: para los seguidores de Mesmer era una facultad que permitía  a una persona entrar en trance sonámbulo bajo la influencia magnética. Kardec al estudiar  el tema percibió  algunas variables del trance sonámbulo. Primero percibió cuando el sonámbulo actúa espontáneamente bajo la influencia de su propio Espíritu (animismo)  es la propia alma que, en los momentos de emancipación, ve, oye y percibe, fuera de los límites de los sentidos. Por otro lado, el médium sonámbulo, puede ser instrumento de una inteligencia extraña; cuando es pasivo y lo que dice no viene de sí. En suma, el sonámbulo expresa su propio pensamiento, mientras que el médium expresa  el de otra. 
Recordando aquí que el espíritu que se comunica con un médium común igualmente  puede hacerlo con un sonámbulo; porque el estado de emancipación del alma facilita esa comunicación. Muchos sonámbulos ven impecablemente los espíritus  y los presentan con tanta exactitud, como lo hacen los médiums videntes. Pueden dialogar con ellos y transmitirnos sus ideas. Lo que narran, fuera del ámbito de sus conocimientos particulares, les es con certeza recomendado por otros Espíritus.
 En Brasil el sonambulismo aun es poco comprendido porque es raramente investigado, de ahí la dificultad de muchos dirigentes de reuniones mediumnica en identificarlo. Infelizmente es un tema menospreciado por la mayoría de los espiritas. Conocemos el caso de un sonámbulo que se cayó desde el séptimo piso del edificio en el que residía. El infeliz cayó sobre la copa de un árbol y solo se dio cuenta al despertar cuando llegaba a la casa de socorro  con la medula  completamente dañada. Nunca más consiguió andar. Existen muchas personas bajo el impacto de las crisis de sonambulismo.
Entendemos que el asunto merece ser examinado y debatido con más frecuencia, mirando el abrigo y socorro a los portadores de esa facultad, que muchas veces padecen  inmensas dificultades, por no haber mayor número  de estudiosos para socorrerlos.
Como percibimos el sonámbulo natural es espontaneo al paso que el sonambulismo magnético es voluntario y por eso puede  ser provocado. Uno no suprime  al otro ya que, en ambos persiste la facultad del alma en emanciparse, ocurre apenas otra directriz, que disciplina el fenómeno. La educación mediumnica también permite al médium que, por su voluntad, ella tenga control voluntario sobre el espíritu que va a manifestarse por él.
Siendo así, puede considerarse el sonambulismo como siendo una variedad de la facultad mediumnica. Ambos caminan juntos y, en los dos fenómenos  encontramos al alma, emancipada y libre para manifestarse.  Reiteramos que el sonámbulo  actúa bajo la influencia de su propio Espíritu, es su alma que,  en los momentos  de emancipación, ve, oye y percibe, fuera de los límites de los sentidos. El médium al contrario, como dije antes, es instrumento de una inteligencia extraña;  es pasivo y lo que dice no viene de sí. El sonámbulo expresa su propio pensamiento, mientras que el médium expresa el de otro. Los Sonámbulos son médiums independientemente de  entrar en trance anímico y, en esa condición, “incorporan” espíritus sufridores, o no, más lo hacen también en el transcurso de ese trance, cuando se desdoblan y ocurre la psicofonía sonámbula. Pasan, así, del trance anímico al trance mediúmnico.
Enfatizamos que la deficiencia en el  de estudio  de esa facultad es una falta gravísima en el movimiento espirita, cara a los expedientes que proporciona  el auxilio a espíritus que padecen, sea porque el médium, en trance, se desplaza a regiones distantes, o próximas, donde existen intensos sufrimientos, sea porque lo permite “[cuando los Mentores espirituales concuerdan con la aplicación de ese recurso] someter al espíritu rebelde a la regresión de la memoria, cuando “incorporado” al médium en trance sonámbulo y, en casos así, el actúa en la condición de médium, ejercitando la psicofonía sonambulica.” (3) 
El sonámbulo puro, cuando cae en manos desavisadas, puede producir bellos fenómenos, más es menos útil  en la construcción  espiritual del bien. Por cuanto, “la psicofonía inconsciente, en aquellos que no poseen méritos  morales  suficientes para la propia defensa, puede llevar a la posesión, siempre nociva, y que por eso, apenas se evidencia integral en los obsesos  que se rindieron a las fuerzas vampirizantes.” (4)

******************************



No hay comentarios:

Publicar un comentario