Entradas populares

jueves, 26 de mayo de 2016

La Reencarnación


EL PENSAMIENTO
LA LLAVE PARA LA SALUD Y LA LONGEVIDAD

**El pensamiento sombrío agrava males del cuerpo enfermo y enferma el cuerpo sano*
La mente es cual poderosas compuertas utilizada para la generación de la vida, de acuerdo con el uso que de ella hagamos.
Cuando es acostumbrada al bombardeo mental explosivo y dañino, acumula nubes de negatividad y contamina todo el complejo psicofísico de la criatura, generando malestar, enfermedades y derrotismo.
Cuando es habituada al cultivo saludable de ideas buenas y generosas. crea un clima optimista a su alrededor y la psicoesfera humana, se hace un atractivo poderoso del bien y de la luz.
Por esto el sabio e iluminado Espíritu Emmanuel nos advierte en el precioso Libro Pensamiento y Vida, **El pensamiento sombrío agrava, los males del cuerpo enfermo y enferma el cuerpo sano**. Verdad total, comprobada por la comunidad científica de la actualidad.
Habituada a las quejas y al cultivo de los sentimientos de culpa y de menos valía, cava la criatura para sí misma, un abismo inmenso, repleto y atravesado de pensamientos inútiles y negativos.
Estos pensamientos caracterizados por las vibraciones pesadas del miedo, de la maledicencia, de la maldad, de la pereza, de los celos y por todos los vicios mentales, encadenan los pasos del progreso bajo el peso del egoísmo, forzando el estacionamiento del ser, en estados peligrosos de desequilibrio y de obsesión.
El cuerpo saludable, cuando es ocupado por un espíritu que cultiva todas estas inutilidades mentales, se vuelve al paso, víctima de las enfermedades más diversas, principalmente las llamadas sicosomáticas, que provocan los más violentos y perversos procesos enfermizos.
Por otro lado, el cuerpo enfermo, presidido por una mente también enferma, no potencia el valor medicamentoso de las soluciones químicas ingeridas, dificultándole la cura.
Consciente del poder mental Positivo optimista, impulsa a la criatura inteligente a reeducar su mente para el valor de una vida saludable, ayudando a sí misma, en el cultivo de pensamientos útiles, optimistas, positivos, volcados para el Bien, para el Amor al Prójimo y para la Caridad.
Varias investigaciones comprueban: Mentes positivas, ancladas en la Fe y en
la fuerza de Voluntad, facilitan todo proceso de cura.
Pensando en Esto, dejemos de Lado los pensamientos negativos, estableciendo un buen plan de acción.
1-  Pensemos sólo en el Bien.
2-  Seamos la estación terminal de la intriga. Etc.
3-  Dedíquese a las buenas obras, en pensamientos, palabras, acciones  y actos.
4-  Busquemos lecturas instructivas, dentro de los patrones morales.  
5- Actualicemos la pequeña cuota de dedicación a los ideales superiores de la vida.
6-  Vamos a sonreír a la Vida, cautivando a todos a nuestra voluntad.
7- En vez de quejas, busquemos soluciones posibles para los problemas.
8-  No desistamos, intentemos siempre, una vez más.
9-   Tengamos Fe y Esperanza.
10- Procuremos hacer siempre lo posible y dividamos lo imposible con Dios, que todo soluciona.
Obrando así confiemos, aguardemos y vivamos más felices. Jamás sobrecarguemos nuestra casa mental con el peso inútil de los pensamientos sombríos, que nada solucionan, todo lo complican y sólo causan desgastes, acortando nuestras posibilidades de ser felices plenamente.
Vamos entonces a darnos una oportunidad para la vida. Vamos a sonreír e iluminarnos con un trabajo digno, firme en el Bien, y la Mente ocupada con la Buena Nueva.

Autor desconocido
 Adaptación: Oswaldo E. Porras Dorta

                                       **********************

Si viviéramos con menos apego a lo material, el momento de la partida sería mucho más ligero mucho más aceptada no solo para el que parte sino también para los seres que le han significado algo; el morir es un hecho tan real y tan hermoso como el de nacer, como es o deja de ser en este mundo carnal será difícil de visualizarlo, lo que si sabemos que de ese lado están todos los seres que nos han tocado para bien o para mal y hallan partido antes que nosotros....es un lugar de encuentro total.
- Rey Formoso-

                         *********************

   Suicidio por amor

Hacía siete u ocho meses que Louis G…, oficial zapatero, era novio de la señorita Victorine R…, costurera de calzados, con la cual debía casarse muy próximamente, puesto que las proclamas estaban en curso de publicación. En este estado de cosas, los jóvenes se consideraban casi definitivamente unidos y, por medida de economía, el zapatero iba todos los días a comer a la casa de su futura esposa.

El miércoles último, en que Louis fue – como de costumbre – a cenar a la casa de la costurera de calzados, sobrevino un discusión a causa de una futilidad; ambos se obstinaron de tal modo y las cosas llegaron a tal punto que Louis se levantó de la mesa y partió jurando nunca más volver. Sin embargo, al día siguiente el zapatero, avergonzado, acabó por ceder y fue a pedir perdón: como se sabe, la noche es buena consejera; pero la costurera, quizá prejuzgando – según la escena de víspera – lo que podría sobrevenir cuando ya no hubiese más tiempo para desdecirse, rehusó reconciliarse, y ni las justificativas, ni las lágrimas, ni la desesperación, nada pudo doblegarla.Entre tanto, anteayer por la noche, como varios días habían transcurrido desde la desavenencia, Louis, esperando que su amada estuviera más tratable, quiso intentar una última aproximación: por lo tanto, llegó y golpeó de modo a hacerse conocer, pero ella se negó a abrirle; entonces, nuevas súplicas fueron dadas por parte del pobre desahuciado, nuevas justificativas a través de la puerta, pero nada pudo conmover a la implacable prometida.

«¡Adiós, entonces, malvada! – exclamó finalmente el pobre muchacho –, ¡adiós para siempre! ¡Procurad encontrar un marido que os ame tanto como yo!» Al mismo tiempo la joven oyó una especie de gemido ahogado, y luego como el ruido de un cuerpo que cae deslizándose a lo largo de su puerta, quedando todo en silencio; entonces, ella imaginó que Louis se había sentado en el umbral de la puerta, esperando que saliera, pero ella se propuso no poner un pie afuera hasta que él se marchara.

Transcurrido apenas un cuarto de hora de lo acontecido, un inquilino que pasaba con luz por el descansillo de la escalera lanzó una exclamación y pidió socorro. Inmediatamente los vecinos llegaron, y la Srta. Victorine – habiendo igualmente abierto su puerta – dio un grito de horror al ver tendido en el suelo a su prometido, pálido e inanimado. Todos se apresuraron por socorrerlo, llamaron a un médico, pero pronto se apercibieron que todo era inútil, pues había fallecido. El desdichado joven había hundido su cuchilla de zapatero en la región del corazón, y el hierro había quedado en la herida.

Este hecho, que encontramos en Le Siècle (El Siglo) del 7 de abril último, ha sugerido la idea de hacerle a un Espíritu superior algunas preguntas sobre sus consecuencias morales. Helas aquí, así como sus respuestas que fueron dadas por el Espíritu san Luis en la sesión de la Sociedad del 10 de agosto de 1858.

1. La joven, causa involuntaria de la muerte de su novio, ¿tiene responsabilidad de lo sucedido?
– Resp. Sí, porque ella no lo amaba.

2. Para prevenir esta desgracia, ¿debería desposarlo a pesar de no quererlo?
– Resp. Ella buscaba una ocasión para separarse de él; hizo al comienzo lo que hubiera hecho más tarde.

3. ¿Entonces su culpabilidad consiste en haber alentado en él sentimientos que ella no correspondía, sentimientos que han sido la causa de la muerte del joven?
– Resp. Sí, así es.

4. En este caso, su responsabilidad debe ser proporcional a su falta; ésta no debe ser tan grande como si hubiera provocado voluntariamente la muerte.
– Resp. Eso salta a la vista.

5. El suicidio de Louis, ¿encuentra una excusa en el desvarío al que lo llevó la obstinación de Victorine?
– Resp. Sí, porque su suicidio, que provino del amor, es menos criminal a los ojos de Dios que el suicidio del hombre que quiere librarse de la vida por un motivo de cobardía.

Nota – Al decir que este suicidio es menos criminal a los ojos de Dios, significa evidentemente que hay criminalidad, aunque menor. La falta consiste en la debilidad que él no supo vencer. Sin duda, ésta era una prueba bajo la cual sucumbió; ahora bien, los Espíritus nos enseñan que el mérito consiste en luchar victoriosamente contra las pruebas de toda especie, que son la propia esencia de nuestra vida terrestre. En otra oportunidad, al haber sido evocado el Espíritu Louis G…, se le dirigieron las siguientes preguntas:

1. ¿Qué pensáis de la acción que habéis cometido?
– Resp. Victorine es un ingrata; hice mal en matarme por su causa, porque ella no lo merecía.

2. ¿Ella, pues, no os amaba?
– Resp. No; al principio creyó que sí; se hizo esa ilusión; la escena que le hice le abrió los ojos; entonces se puso contenta con ese pretexto para desembarazarse de mí.

3. Y vos, ¿la amabais sinceramente?
– Resp. Yo tenía pasión por ella; eso es todo – creo; si la hubiera amado con un amor puro, no habría querido causarle pena.

4. Si ella hubiese sabido que queríais realmente mataros, ¿habría persistido en su negativa?
– Resp. No sé; no lo creo, porque ella no es mala; pero hubiera sido infeliz; para ella aun es mejor que las cosas hayan sucedido así.

5. Al llegar a su puerta ¿teníais la intención de mataros en caso de negativa?
– Resp. No; ni lo pensaba; no creía que fuese tan obstinada; sucedió que, cuando vi su obstinación, un vértigo me dominó.

6. Parecéis no lamentar vuestro suicidio sino porque Victorine no lo merecía; ¿es éste el único sentimiento que tenéis?
– Resp. En este momento, sí; estoy aún completamente turbado; me parece estar a su puerta; pero siento otra cosa que no puedo definir.

7. ¿Lo comprenderéis más adelante?
– Resp. Sí, cuando salga de esta turbación… Está mal lo que hice; yo debía haberla dejado tranquila… Fui débil y sufro las consecuencias… Ya veis, la pasión ciega al hombre y le hace cometer tantas tonterías. Las comprende cuando ya no hay más tiempo.

8. Decís que sufrís las consecuencias; ¿cuál la pena que sufrís?
– Resp. Hice mal en abreviar mi vida; no debía haberlo hecho; tendría que haber soportado todo en vez de terminar antes de tiempo; y además, soy desgraciado, sufro; siempre es ella la que me hace sufrir; me parece estar aún allí, a su puerta. ¡Ingrata! No me habléis más de ella, no quiero recordarla: esto me hace mucho mal. Adiós.

Allan Kardec
Revista Espirita de 1858
                              *****************
                      
 LA REENCARNACIÓN
       Este importante tema, nos ayudará a comprender la realidad de la Reencarnación; cómo se lleva a cabo la evolución del Ser espiritual y profundizando en el mismo, comprenderemos cómo esta realidad, más allá de ser una teoría, ha sido deformada por las religiones, las supersticiones y la ignorancia  popular, de modo que para evitar su desaparición, a tenido que estar  oculta hasta nuestra época actual  en  la que están saliendo a la luz tantas verdades ocultas que han hecho tambalearse a tantos dogmas religiosos, y filosóficos.
      La Reencarnación, nos da las claves y las respuestas a tantos problemas del Ser humano, pues comprenderemos cómo en ella actua constantemente la Ley del Karma que la regula.
      Pero, ¿Qué es la Reencarnación ?
      El tema es bastante complejo y amplio, porque rellena muchas lagunas que quedan  vacías sin él, y se puede abordar desde muchos puntos de vista y actitudes.
      Para poder tratar este tema, necesariamente antes hay que asumir la realidad de la existencia de un alma inmortal , que forma parte  del ser humano y  que es  su misma esencia existencial que se enmarca dentro de un proceso evolutivo. Esta Esencia es una  Creación Divina inmaterial, pero tan real como reales son los rayos de luz aunque no los veamos sino cuando inciden sobre un cuerpo sólido al que iluminan.
      Existimos en un universo en donde todo es energía en diversos grados de vibración o frecuencia.  Todo cuanto vibra en el Universo, por ley de Afinidad, es atraído hacia lo que le es semejante, vibrando en una misma frecuencia de ondas vibratorias, y según sea este nivel de  vibración, este es atraído al plano físico para renacer; este proceso  depende  en primer término de su  sintonia magnética con el medio adecuado para su adelantamiento y según sean sus merecimientos que desde vidas anteriores han forjado su propia  vibración espiritual.
      La Reencarnación o Ley de vidas sucesivas,  es una  Ley Natural que tiene la función de cumplir y realizar la Ley de Evolución, y que rige para todo el mundo por  igual, así como para todos los mundos que existen en el Universo.  Por ella comprendemos como cada  vida humana viene a ser como un eslabón que le une hacia atrás y hacia delante solidariamente con eslabones distintos o existencias  humanas diferentes, pasadas y futuras, referidas todas ellas a un mismo Ser espiritual. Supone el paso del Espíritu humano a través de múltiples y variadas existencias en las vidas por  los mundos físicos, a fin de superar diversas pruebas y situaciones que le permitan obtener las necesarias experiencias  para evolucionar, creciendo en inteligencia y en Pureza espiritual, lo cual conlleva crecer en ciencia, sabiduría y Amor, que son atributos Divinos .
    Para llevar esto a cabo,  en cada una de esas vidas utiliza  un nuevo cuerpo físico con el que nace de nuevo cada vez  y que le otorgan  en cada vida  una nueva personalidad  humana con todo el acervo de lo aprendido y experimentado anteriormente en vidas pasadas.  
  En cada vida humana, el Espíritu reemprende el camino de su perfeccionamiento y evolución con un nuevo cuerpo y una nueva personalidad humana.  Este camino que no interrumpe la muerte del cuerpo, continúa  más adelante con otra nueva  vida humana, que  lo inicia partiendo desde el  punto en que finalizó la anterior ,en lo que se refiere a niveles de experiencia y evolución espiritual alcanzados.
Se podría decir que cada vida humana es para cada uno de nosotros, como un nuevo capítulo  de la existencia del Ser, que es  eterna e inmortal.
Para comprender el mecanismo de la reencarnación, se podría comparar al  Ser espiritual, con la  llama encendida de una vela que se va consumiendo  en cada vida humana con el paso del tiempo, y cuando finalmente se consume del todo, la cera se ha quemado, pero la llama no se apaga, sino que sigue encendida en una nueva  vela que incluso suele dar  más luz que la anterior.
Cada persona  en realidad somos un Alma o Espíritu  que tenemos un cuerpo físico para esta  existencia física, pero que como Seres espirituales, tenemos un pasado y un futuro, y   en cada vida nueva, revestimos  un nuevo cuerpo físico y una nueva personalidad con identidad propia, compendio de todas  nuestras anteriores personalidades.   Tras reencarnar nuevamente, continuamos  siendo el mismo Ser que hemos sido siempre, pero  con otra nueva identidad humana que puede ser absolutamente diferente de la anterior, en cuanto a su entorno, nivel social y cultural, el sexo, etc.
Por último, sabemos que lo que se transmite con la reencarnación a nuestra nueva personalidad en cada vida humana que vivimos, es nuestra identidad espiritual, con nuestro bagaje de virtudes y defectos, con nuestras experiencias y niveles de aprendizaje grabadas en la conciencia, pero nunca nuestra identidad humana anterior, ni menos aún nuestro cuerpo físico, que finalizaron su existencia con la muerte.

- Jose Luis Martín -

                                              ***********************

“ Creo que cada vida humana no es mas que un capítulo dentro de la infinita historia del Ser, y cada vez que como ser humano muere, esto no es más que un descanso o entreacto entre dos capítulos contiguos, o como una noche de sueño que separa una jornada de otra...”
- León Denis -
                                                      *********************

CAMINO DE LA EVOLUCIÓN ESPIRITUAL.

La inquietud espiritual por conocer la verdad de todas las cosas, viene cuando la Conciencia superior despierta y busca con ansia el conocimiento. Entonces ya nada hay que le detenga en su ascensión a las cumbres donde brilla la luz de la sabiduría.
Quien quiera alcanzar la verdad de la vida, no debe conformarse con las enseñanzas de una sola fuente, porque puede caer en el dogmatismo. Solamente despojándose de toda idea preconcebida, de toda creencia y colocándose en actitud mental libre, de análisis y meditación, sometiendo a la luz de la razón, puede sentar un juicio más acertado.
La Verdad integral, nadie puede poseerla todavía, ya que la capacidad intelectiva de la humanidad actual, no está aún en condiciones para comprenderla. Pero, a medida que esta capacidad vaya desarrollándose, nuevos conceptos de esa Verdad, irán siendo revelados y captados por aquellos que la buscan con elevación de miras.
El día que el hombre se compenetre de la grandeza de su destino, sabrá desprenderse mejor de lo que le empequeñece y rebaja, sabrá gobernarse según las leyes que rigen su vida, para vivir en concordancia con esas leyes, y en armonía con sus semejantes.
Ignorando su destino y viviendo en medio de la mentira y del error, el hombre maldice, a veces, la vida, por ignorancia de que ésta es una oportunidad más que el Eterno Amor, por medio de la ley de los renacimientos, ofrece para el progreso de su Espíritu, que es el verdadero ser, el que continuará siendo en el tiempo y en el espacio.
Tenemos que comprender, que la vida humana no es un fin en sí misma, sino un medio para un objetivo más elevado: EVOLUCIONAR. Y como ya sabemos, evolucionar significa progresar constantemente en inteligencia y sabiduría, en voluntad y fortaleza, y en amor fraterno (en el cual están implícitas la bondad y la Comprensión) para una mejor convivencia humana y vidas futuras más felices.
Pero, no será posible alcanzar esas vidas futuras más felices, si antes no nos conquistamos a nosotros mismos, venciendo nuestro egoísmo ancestral, tronco del cual brotan todas las demás imperfecciones morales y pasiones humanas, que nos llevan a cometer errores sin cuento y nos arrastran a estados de desdicha. Sólo colocándolos en armonía con la Ley del Amor, puede nuestra alma llegar a percibir esos destellos de felicidad, esa sensación interna de dicha.

Sebastián de Arauco.

                                       **************



¿Por qué la mayoría de las personas no pueden ver el plano espiritual?


                             
                                                    ¡  A PERRO FLACO......!
         

¿Por qué parece ser que es en las zonas más empobrecidas y débiles  donde suelen suceder toda clase de desgracias,  guerras,  hambrunas  y  catástrofes  naturales?
                         
       Posiblemente   la  única  explicación   a  esta  triste  realidad  que   vemos   en  esas zonas  de  la Tierra  y   países   paupérrimos,  sobre  los  que  aun  encima  de las miserias que padecen, sobrevienen  frecuentemente tantas  desgracias  en forma de  conflictos  bélicos  o de  desastres  naturales que parecen cebarse con  su  pobreza  económica   y   atraso  de todo tipo,  sea   la  de  que  se  trata  de  karmas   colectivos negativos    acumulados   desde   existencias colectivas  anteriores. Otras veces se trata de sociedades de espíritus atrasados, que aceptando una difícil vida como prueba colectiva necesaria para su evolución, tratan de merecer la continuidad y la oportunidad de poder seguir  progresando en mundos de nivel superior al suyo de procedencia.   
     Sin   embargo,  sea como sea,  el  resto  de  la   Humanidad   tenemos  una  buena   porción    de  responsabilidad  ante  estas  desgracias,  en  la  medida  que  no hacemos  nada por  estos pueblos en desgracia,   porque  cuando  se  hace  algo  a  nivel  de  naciones,  siempre es  insuficiente. Por eso, los que vemos o conocemos este triste espectáculo sin perder nuestros miramientos egoístas, de carácter social, político o económico, tenemos una gran responsabilidad moral;   y  así  entre  todos, a su vez  estamos   creando  nuestro  propio  karma colectivo  que  deberemos  afrontar  en  el futuro.
   Las  situaciones  sufridoras de algunos colectivos humanos,  se pueden considerar en cualquier caso como beneficiosas  para ellos desde  el punto de vista de su evolución espiritual, sufriendo como víctimas inocentes o muriendo en medio de hambrunas, guerras o desastres naturales, por las que purgan delitos del pasado o por los que incentivan el desarrollo de la paciencia, la fraternidad y la capacidad para perdonar al resto de la Humanidad, que en el fondo intuyen como sus verdugos o como la causa culpable  de su sufrimiento humano. 

 Estas duras pruebas  no son  en absoluto una injusticia divina, ni  se tratan de una mala suerte por haberles tocado  nacer allí en ese periodo desgraciado, sino que  suponen  para quienes las sufren un auténtico aprendizaje espiritual  ,tal vez necesario para quienes lo padecen cuando tienen sus vidas humanas ubicadas  precisamente en esas zonas, por lo que  esas situaciones humanamente amargas pueden  ser un paso importante y necesario en la evolución de  esos  Seres.
Desde un punto de vista meramente humano es difícil  comprender esas situaciones, sobre todo cuando no se conoce la Reencarnación  tal como es ni para qué o por qué existe, ni  tampoco la Ley de Causa y Efecto, pero sin embargo  muchas personas se  quieren apoyar  en una  fe religiosa que no  resuelve nada en cuanto a comprender  y luego aceptar los mecanismos de la justicia Divina.
Está muy claro que como Seres humanos que somos, con independencia de nuestras creencias filosóficas o religiosas,  no  se deben de  contemplar impasibles estas situaciones contra las que  debemos  luchar con todos los medios a nuestro alcance, tanto a nivel individual como  colectivo. Instemos a los gobiernos a que hagan algo urgentemente por los desheredados, porque son hermanos espirituales nuestros.
Estamos creando en la actualidad un karma colectivo, cada cual en una medida o proporción individual y diferente, cuando en nuestras ciudades, vemos a los pobres buscar su alimento en los contenedores de basura y no hacemos nada para mejorar su situación; y cómo los grandes supermercados de alimentación destruyen cada semana toneladas de alimentos no vendibles por caducidad, para que esos pobres no encuentren su comida ni siquiera entre los desperdicios…… Creo, con pena, que todo esto nos pasará factura antes o después a todos, porque es un estado de injusticia y de falta de caridad permanente.
 El comprender el punto de vista  espiritual que aporta el conocimiento de la Ley de Causa y Efecto, no supone que debamos adoptar una postura pasiva o de indiferencia hacia los que atraviesan esas situaciones humanas tan extremas y difíciles, sino que por el contrario, adquirimos una responsabilidad porque siempre debemos actuar como brazos materiales ejecutores del Amor de Dios y de la Caridad. Debemos colaborar activamente tanto a nivel mental con nuestros buenos deseos , como a nivel espiritual  con nuestras oraciones, enviándoles nuestra energía mental sabiendo que es una vibración espiritual positiva y solicitando ayuda para ellos al plano espiritual. Por supuesto, aquí también está presente la obligación de la ayuda material con la aportación de parte de nuestros bienes materiales o con nuestra aportación física o trabajo material cuando sea posible o necesario.  Además debemos apoyar democráticamente con los medios posibles a nuestro alcance, a los gobiernos  de naciones que mejor dispuestos estén para aportar soluciones a estos problemas que sufre la Humanidad, así como a las ONGs que existen para paliar lo que los gobiernos de las naciones no hacen.
 De este modo contribuiremos poderosamente a  que se lleve a cabo la transformación positiva de la psicoesfera que nos envuelve, y por tanto a la mejora global de la Humanidad.  Así  mismo es  también muy importante  nuestra aportación humana, llegando cada cual tan lejos como sea posible  con  su esfuerzo  según  le permitan sus  circunstancias económicas, sociales o familiares.
¡¡  Mientras los Seres humanos no comprendamos por fin,  que todos juntos formamos una Unidad como miembros de un mismo cuerpo llamado Humanidad y que todos somos hermanos,  hijos de un mismo Dios...!!, seguiremos viendo esta terrible realidad que aunque creamos que solo afecta a los otros, algún día también nos puede afectar a nosotros.
No obstante , creo que podemos  ser moderadamente optimistas, porque a pesar de este estado caótico actual en el que estamos inmersos todos los miembros de esta Humanidad, sabemos que después de este difícil tramo del camino de la evolución espiritual humana, que está durando décadas interminables, absolutamente todos los que lo podamos haber merecido, estamos “condenados”
 finalmente a ser felices en este mundo nuestro una vez regenerado y una vez que todas las sociedades y países de la Tierra hayan cambiado sus parámetros actuales de convivencia, siguiendo todos juntos adelante, y dejando atrás definitivamente los episodios de dolor y de sufrimiento que solo quedarán como el  recuerdo de una pesadilla que la Humanidad experimentó en el pasado.
Si no alcanzamos ahora el necesario nivel moral, también seguiremos evolucionando, pero en aquellos mundos atrasados acordes con nuestro grado de adelanto evolutivo.
Aunque ahora pueda parecer  una utopía, podemos estar seguros de que por la propia dinámica evolutiva, llegará un día en que el Amor y la fraternidad serán la única bandera que ondeará en los corazones de la Humanidad en un futuro cada vez más cercano. El sueño de hacer entre todos una sociedad más justa, en paz y armonía, en la que ya no tengan cabida el hambre, las guerras, ni otras lacras humanas, puede ser alcanzable, y finalmente lo será, pero primero  es necesario que cambiemos nosotros  mismos antes de intentar cambiar a los demás queriendo que todo cambie.

- Jose Luis Martín -

                                                          ***********************


“El sufrimiento es inherente a la vida. Mientras hay cuerpo se produce sufrimiento como resultado de las sensaciones desagradables. Sin embargo, puede cambiarse la  actitud ante el sufrimiento”
-Ramiro Calle -
                                    ******************



¿ PORQUE LA MAYORÍA DE LAS PERSONAS NO PODEMOS VER EL MUNDO ESPIRITUAL ?

* El hecho de que no sea visible para vosotros no significa que no exista.
Cuando estáis encarnados, vuestras percepciones están limitadas a lo que son capaces de captar vuestros sentidos físicos.
El mundo espiritual se mueve en un rango de frecuencias que vuestros sentidos no pueden captar, y que dentro de ese rango existen frecuencias de mayor y de menor vibración. 
A medida que el espíritu evoluciona, es decir, se va desprendiendo del egoísmo y se vuelve más amoroso, su actuación en el amor le hace aumentar su frecuencia vibratoria, lo cual le permite ascender hacia los planos vibratorios que están de acuerdo con su nuevo nivel evolutivo.
Conforme esta ley de correspondencia vibratoria, los espíritus más avanzados, que tienen naturaleza más sutil, habitan en las regiones vibratorias más sutiles y más alejadas de la superficie terrestre, mientras que a medida que descendemos hacia capas progresivamente más densas, iremos encontrando comunidades de espíritus menos avanzados, cuya naturaleza es más densa. Como consecuencia de esto, la civilización es más perfecta y avanzada en lo moral y en lo técnico en las capas más sutiles que en las más densas. Aunque se trate de una división puramente arbitraria, podemos agrupar estos distintos
niveles vibratorios en astral inferior, medio, y superior, según se aumenta en vibración o se disminuye en densidad. Los espíritus del astral superior tienen ya muy claro cuál es el destino del espíritu y están en fase de evolución consciente. Centran toda su voluntad y esfuerzo en avanzar espiritualmente y en ayudar a avanzar a los espíritus que están menos
evolucionados, aunque éstos muchas veces no son conscientes de la ayuda que reciben. Y en eso, básicamente, ocupan su tiempo.
En el astral inferior se encuentran los espíritus menos evolucionados espiritualmente, que pueden ser tanto aquellos espíritus todavía jóvenes,en estado primitivo de evolución, como aquellos que habiendo vivido muchas vidas y habiendo desarrollado su inteligencia, todavía no han desarrollado sus sentimientos.
En el astral medio encontraremos los espíritus con un grado de avance intermedio. Es ahí donde van a parar la mayoría de espíritus encarnados de la Tierra después de desencarnar, aunque para llegar hasta aquí muchos hayan pasado algunas etapas más o menos prolongadas en el astral inferior, por haber quedado retenidos temporalmente debido a sus
acciones contra la ley del amor, realizadas mientras estaban encarnados.

- ¿ El astral inferior podría equipararse al infierno y el superior al cielo, mientras que el astral medio puede representar el purgatorio ? 
* Más bien los conceptos de infierno, purgatorio y cielo son una imagen sumamente deformada de la realidad espiritual que estoy exponiendo,con la que guardan escasa correspondencia. Realmente todos los espíritus que han alcanzado el astral superior estuvieron en el pasado en el astral inferior y pasaron por el astral medio. Y si llegaron hasta ahí fue porque por méritos propios fueron progresando espiritualmente en el
amor, aumentando así su nivel vibratorio y haciéndose dignos de habitar las regiones que actualmente ocupan. Y todos los espíritus del astral inferior, cuando evolucionen lo suficiente, habitarán un día en regiones astralinas superiores, porque forma parte del proceso de evolución espiritual. Por tanto, no hay lugares creados expresamente para servir de mazmorras, ni el sufrimiento que puede experimentar un ser por estar en el astral inferior dura eternamente.

- Según lo que dices, sí es cierto que los “malos” acaban yendo a parar al astral inferior y que en ese lugar sufren, ¿no?
* Sí. Pero no todos los habitantes del astral inferior son necesariamente “malos” ni todos “sufren”. También el término “malo” es inexacto. Sería mejor llamarlos espíritus rezagados, que han avanzado sólo en inteligencia, pero poco en amor. Como ya he dicho, habitan el astral inferior espíritus primitivos, en los primeros estadios de evolución espiritual como seres individualizados y con libre albedrío. Estos espíritus primitivos no se encuentran mezclados con los rezagados, sino que, estando en la misma franja, se agrupan según su afinidad vibratoria, viviendo en zonas apartadas los unos de los otros. Pero los espíritus primitivos no son desgraciados por estar en el astral inferior, porque es el hábitat que se
adecua a su nivel. Son los espíritus rezagados los que sufren porque, aunque no den amor, sí son más sensibles a percibirlo que los primitivos y sufren al percibir su ausencia. Sufren por vivir en compañía de otros seres tan egoístas como ellos mismos. Sufren porque vislumbran una vida mejor y saben que su penosa situación se debe al mal uso que hicieron
de su libre albedrío, por actuar en contra de los demás.

- ¿Por qué existe el astral inferior, si es un lugar tan horrible?
* Porque en el Universo hay un lugar para todos los seres, desde los más primitivos hasta los más avanzados y en cada planeta de nivel semejante al vuestro, el astral inferior es el hogar de los seres que todavía están dando los primeros pasos en el aprendizaje de los sentimientos.
También hay que tener en cuenta que este no es un lugar específicamente creado para los espíritus que han actuado contra la ley del amor. Y si es tan horrible, es porque ellos mismos han creado las condiciones para que estos lugares que habiten sean asfixiantes, por la vibración conjunta que desprenden de su propia bajeza espiritual, al igual que una zona natural puede llegar a convertirse en un autentico vertedero cuando los colonos que acuden a habitar esa región son poco respetuosos con el medio ambiente.

- ¿Existe el Demonio o el Diablo?
* No existe ninguna entidad dedicada al mal para siempre, y menos con los poderes de destrucción tan omnipotentes que se le atribuyen a ese supuesto Diablo. Las entidades que habitan el astral inferior son espíritus poco avanzados en el sentimiento. Y, como ya he dicho, esto puede suceder porque se trate todavía de espíritus jóvenes o, porque siendo
espíritus ya más o menos viejos, han avanzado poco en el desarrollo de los sentimientos. Aunque haya espíritus en el astral inferior que puedan ser muy inteligentes, y hayan utilizado esta inteligencia para perjudicar a otros espíritus, si todavía no han desarrollado sus sentimientos, no son sabios, porque la sabiduría procede del conocimiento del sentimiento, y son desgraciados, porque viven en el egoísmo y desconocen la felicidad. La envidia de no poseer la sabiduría y la felicidad que intuyen que han alcanzado los espíritus que han vencido el egoísmo y conocen el amor les empuja a obstaculizar con todas sus fuerzas el avance espiritual de sus hermanos encarnados, para que tampoco ellos lleguen
a disfrutar la felicidad que emana del amor. Como dice el refrán: “Mal de muchos, consuelo de tontos”. Por ello, se organizan entre ellos con el objetivo de obstaculizar el progreso de los desencarnados y captar adeptos para sus filas. Pero su capacidad de acción sobre los
encarnados es bastante limitada, a no ser que los encarnados, por sus propios actos, se dejen influir por ellos. También su expansión está limitada a las franjas vibratorias más bajas, ya que para alcanzar franjas más altas deberían amar, y puesto que se niegan a hacerlo, se autorecluyen en ese nivel. Luego tienen el problema de estar en constantes
luchas entre facciones rivales, porque a consecuencia del egoísmo “todos quieren ser el jefe”. Pero tarde o temprano estos espíritus se cansan de ser “malos”, porque son tremendamente infelices y buscan salir de esta situación. Entonces son ayudados por los espíritus de franjas más elevadas.

Vicent Guillem.

                                                  ************************



LOS MINERALES Y LAS PLANTAS.

586 – ¿Las plantas tienen conciencia de su existencia?–  No; no piensan y sólo tienen vida orgánica.

587 – ¿Las plantas experimentan sensaciones? ¿Sufren cuando se las mutila? – Las plantas reciben las impresiones físicas que actúan en la materia, pero no tienen percepciones, y por consiguiente, no tienensentimiento de dolor.

588 – La fuerza que atrae unas plantas a otras, ¿es independiente de su voluntad? – Sí, puesto que no piensan. Es una fuerza mecánica de la materia que obra en la materia, y no podrían oponerse a ella.

El organismo humano nos ofrece ejemplos de movimientos análogos sin intervención de la voluntad, como en las funciones digestivas y circulatorias. El píloro se contrae al contacto de ciertos cuerpos para negarles el paso. Debe ser como en la sensitiva, en la cual los movimientos no implican en manera alguna la necesidad de una percepción y menos aun de la voluntad.

590 – ¿No hay en las plantas, como en los animales, un instinto de conservación que las conduce a buscar lo que les puede ser útil y a huir de lo que les puede perjudicar? – Hay, si se quiere una especie de instinto,dependiendo de la extensión que se dé a ese término; pero es puramente mecánico.
Cuando en las operaciones químicas observáis como se reúnen y se ajustan recíprocamente dos cuerpos, es decir, hay afinidad entre ellos; sin embargo, no llamáis a eso instinto.

591 – ¿En los mundos superiores, las plantas son, como los otros seres, de naturaleza más perfecta? – Todo es más perfecto, pero las plantas siempre son plantas, como los animales son siempre animales y los hombres son siempre hombres.

EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS. ALLAN KARDEC.

                                                                ******************

   
     SOLO EXISTEN 

DOLENCIAS 

PORQUE EXISTEN DOLIENTES


"Muchas veces Jesús aplicó la terapia para diminuir las dolencias humanas, y  siempre 
diciendo a los recién curados: Vete y no vuelvas a pecar. . . esto es, no te comprometas moral y emocionalmente, para que te ocurra algo peor. Sólo existen dolencias porque hay dolientes. En el instante en que se renueve interiormente, el indivíduo no tendrá mas dolencias
Nos liberamos de una dolencia, siendo acometidos por otra, en virtud de los fenómenos kármicos, por nuestras deudas. El Espiritismo  ha sido más un consultorio para atender cuerpos, que una Doctrina de psicoterapia para libertar almas: no es que esto sea negativo, pero tampoco es lo fundamental. El médium curador (pasista), es un indivíduo que posee una energía típica, pudiendo trabajar en las células, haciendo que la persona recupere el equlibrio momentáneamente perdido. Podrá actuar en el campo de la degeneración celular,
contribuir en el área psicológica y psiquiátrica, teniendo como fundamento esencial trabajar al ser como indivíduo integral, para que conforme se transforme, no tenga necesidad de depurarse a través del dolor, y a diferencia de sufrir, amar. Las deudas que tenga las rescatará por el bien que realice y no por las lágrimas que vierta."

Joanna de Ângelis 
Divaldo P.Franco
                                                     *******************************