Entradas populares

viernes, 19 de febrero de 2016

Los llamados vampiros energéticos

Creo que los espiritas debemos ser optimistas y dejar de pensar que venimos a este mundo sólo a sufrir. Que seamos felices es lo que desean nuestros Espíritus amigos. A veces la infelicidad no es culpa del "destino", sino de nuestras decisiones o actuaciones equivocadas. 
Albert Barbens Brincau


                                             *****************************





EL HOMBRE NO ES EXTRANJERO
EN NINGUNA PARTE
Por: María Di Matteo
    
Exponer este tema para aquellos que no tienen un conocimiento filosófico o que no pertenecen a alguna escuela espiritual o metafísica  resulta  una tarea arduo difícil. Sin este conocimiento espiritual sería casi imposible comprender por qué el hombre no es  extranjero en ninguna parte.
    Nuestro planeta  se encuentra  dividido en diferentes continentes, países, razas, idiomas, culturas,  religiones, etc. Los pueblos están delimitados por fronteras que vienen a determinar un supuesto territorio sobre el cual se dice que existe soberanía; pero esta soberanía no es más que la consecuencia de los deseos de  poder y ambición en la que está sumergido el hombre. Cegado por el mundo de los sentidos centró sus intereses en obtener riquezas y beneficios materiales, olvidándose  de desarrollar la parte espiritual que lo conforma y obviando las  palabras del sabio Galileo: “Da al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”.
    Remitiéndonos a la historia, vemos cómo para obtener esa soberanía ha prevalecido el dominio del hombre por el hombre. A base de guerras, conquistas, exterminios y violaciones, muchas de ellas en nombre de Dios,  hemos producido todas estas divisiones étnicas, culturales y territoriales; pero ¿Somos realmente diferentes por tener  diferentes culturas o creencias? ¿En qué nos diferenciamos los unos de los otros?
Parodiando a Hegel, ésta es una “diferencia que no es diferencia” porque el ser humano es un ser infinito-finito.  En el mundo de los sentidos nos vemos deslindados de nuestro prójimo; pero en realidad estamos unidos por un lazo indisoluble, común a todos los seres que habitan el infinito Universo.
   Si se tiene la oportunidad de conocer diferentes países,  uno  va poco a poco apropiándose de culturas y maneras de pensar distintas, aparentemente contradictorias,  pero cuando se analiza al ser humano, se llega a comprender que las necesidades del hombre, son iguales en todas partes; que sus sueños e inquietudes espirituales son los mismos, no importa lo distante de un país de otro, no importan las fronteras, las creencias religiosas o los aprendizajes culturales. En esencia, todos los seres humanos buscan y trata de alcanzar un estado óptimo de bienestar, que es lo que llamamos felicidad.
   Cuando el hombre ha experimentado lo suficiente y logra un nivel cognoscitivo superior, puede comprender la sabia sentencia de Jesús de Nazareth: “La casa de mi Padre tiene muchas moradas”; entonces entiende que en el mundo real no existen fronteras ni divisiones y que, como hombre, está en la necesidad de aprender y demostrar la vida a través de múltiples reencarnaciones y que en función de su plan de trabajo debe vivir no sólo en diferentes países de la tierra, sino también en distintos mundos del Universo, unas veces nacerá como blanco,  otras como negro o mestizo, como rico o pobre,  como hombre o mujer, según sea  su actuación en la tierra y según sea su programa.
     En cada existencia y de acuerdo con nuestro programa espiritual, escogemos la raza, el sexo, el país, los padres y circunstancias particulares que nos van a permitir desarrollar nuestro plan de vida;  siempre en función de los compromisos y deudas contraídas  en existencias anteriores. Esta experiencia de vida trae como lógica consecuencia que el ser humano se desarrolle como ente corpóreo-espiritual  y alcance un grado elevado de conocimiento  que le permitirá reconocer en los demás  seres humanos a su hermano.
Para entonces ya su nivel de espiritualidad le  hará  comprender  las leyes universales que lo llevarán a afirmar axiomáticamente  que el hombre no es extranjero en ninguna parte y  que su patria es  el Universo.

Adaptación: Oswaldo E. Porras D

                                                     ******************************


LA VIGENCIA DE KARDEC
NO ESTÁ EN DISCUSIÓN
Jon Aizpúrua

Una de las cuestiones más difíciles y delicadas que se han presentado en el Espiritismodesde sus propios inicios se relaciona con sus posibilidades para mantenerse actualizadofrente a los avances que se producen continuamente en todas las áreas del conocimiento, y,al mismo tiempo, preservar los principios básicos que garantizan su identidad doctrinaria yconstituyen la razón misma de su existencia.
Identidad y cambio, son pues, los términos de una ecuación que exige una actitud abierta, equilibrada y prudente. Una actitud, precisamente, como la que adoptó en su tiempo Allan Kardec, el ilustre fundador y codificador de la Doctrina Espírita , y es por eso, que la lectura de sus obras nos inspira tanta confianza y seguridad en la correcta orientación que él trazó, siguiendo además las pautas que le proporcionaron espíritus de altísima elevación moral e intelectual. En El Libro de los Espíritus y demás textos que integran la Suma Kardeciana, encontramos de manera explícita los criterios que definen los rasgos progresistas de la naciente idea:
Doctrina evolutiva:
“El Espiritismo, avanzando con el progreso, nunca quedará rezagado, porque, si nuevosdescubrimientos le demostrasen que está en el error en algún punto, él se modificará en ese punto y si una nueva verdad se revelase, él la aceptará”
Científica, filosófica y moral:
“El Espiritismo es a la vez una ciencia de observación y una doctrina filosófica. Como ciencia práctica, consiste en las relaciones que pueden establecerse con los espíritus; como doctrina filosófica, comprende todas las consecuencias morales que se desprenden de semejantes relaciones”
Abierta:
“El Espiritismo, so pena de suicidio no puede cerrar las puertas a ningún progreso”
Dinámica:
“La inmovilidad, en vez de ser una fuerza, se convierte en una causa de debilidad y rutina  para quien no sigue el movimiento general; rompe la unidad, porque quienes desean ir hacia adelante se separan de los que se obstinan en quedarse atrás”
Racionalista:
“La fuerza del Espiritismo reside en su filosofía, en el llamamiento que hace a la razón y al buen sentido”
Arreligiosa:
“No teniendo el Espiritismo ninguna de las características de una religión, en la acepciónusual de la palabra, no podía ni debía presentarse con un título sobre cuyo valorinevitablemente se habría equivocado. Es por eso, que simplemente se dice doctrinafilosófica”
Universalista y fraterna:
“La fraternidad debe ser la piedra angular del nuevo orden social. Pero, no habrá fraternidad real, sólida y efectiva si no estuviese apoyada sobre una base indestructible; esta base es la fe; no la fe en tales o cuales dogmas particulares, que cambian con los tiempos y los pueblos se lanzan piedras porque, anatematizándose, mantienen el antagonismo, sino la fe en los principios fundamentales que todo el mundo puede aceptar: Dios, el alma, el futuro,el progreso individual indefinido y la perpetuidad de las relaciones entre los seres. Esta es lafe que da el Espiritismo y que será de ahora en adelante el centro en torno del cual semoverá el género humano” Tales características, claramente puntualizadas en estas citas de Kardec, representan la mejor garantía de que el Espiritismo, no solamente vino en el momento oportuno, superando dialécticamente las carencias y errores tanto del materialismo como de la religión; sino que llegó para quedarse, mostrando a la humanidad un camino cierto hacia nuevos y superiores destinos.
Cerca de siglo y medio ha transcurrido desde que fue codificado, y en todo ese tiempo, rico  en transformaciones sociales, científicas, intelectuales, culturales, económicas y políticas, los postulados básicos que definen al Espiritismo, lejos de resultar lastimados por el impacto de esos cambios, se han fortalecido, pues han aparecido nuevas evidencias que confirman su autenticidad y veracidad.
Ahora, en la antesala del siglo XXI, con los nuevos enfoques de las ciencias naturales y de las ciencias sociales que han dado origen a concepciones emergentes como las que ofrecen la biología molecular, la física cuántica, la psicología transpersonal o la parapsicologí a, se está abriendo paso un nuevo paradigma del conocimiento que se define como holista, sistémico, dialéctico, ecológico y profundamente espiritualista.
Un paradigma donde se representa al Universo como la cristalizació n del pensamiento y la voluntad de Dios, como un infinito sistema en continua evolución, y al hombre como una compleja unidad bio-psico-socio- espiritual. En ese paradigma, los principios fundamentales que integran el cuerpo doctrinario del Espiritismo: Dios, espíritu, supervivencia, reencarnación, evolución, mediumnidad y pluralidad de mundos habitados, se ubican con perfecta comodidad.
Si esto es así, ¿qué se debe entender, entonces, por actualización del Espiritismo? Pues,Exactamente lo mismo que entendió y previó Kardec: mantenerlo siempre actual, de manoscon el progreso y no a sus espaldas. Y eso es lo mismo que ya consideraron necesariopensadores de la estirpe de Léon Denis, Gabriel Delanne, Gustavo Geley, Ernesto Bozzano,Amalia Domingo Soler, Quintín López Gómez, Antonio Freire, Oliver Lodge, Cosme Mariño,Manuel Porteiro, Humberto Mariotti, Angelo Torteroli, Carlos Imbassahy, Herculano Pires,Deolindo Amorim, Soto Paz Basulto, Rosendo Matienzo Cintrón, Luis Zea Uribe, Ernesto Moog, Pedro Alvarez y Gasca, David Grossvater, Manuel Matos Romero, para mencionar solamente algunos de sus más insignes representantes en diversas épocas y naciones.
Actualizar el Espiritismo no implica, en forma alguna, la eliminación o la sustitución de ninguno de sus postulados centrales. Pero significa, eso sí, revisar la manera como sonentendidos e interpretados, y adecuarlos a las nuevas conquistas del Conocimiento científico. Encontramos numerosos temas y conceptos que apenas fueron insinuados en las obras kardecianas, y que requieren ser completados y desarrollados. La ciencia y sus aplicaciones tecnológicas han abierto rumbos que antes no existían y que el Espiritismo debe también incorporar. Y el lenguaje con que se comunican las ideas, con todas sus implicaciones semánticas y semiológicas, debe ser revisado, modificado y perfeccionado. Eso, que es tan obvio y elemental, y que provoca tanto escozor a los espíritas de  mentalidad conservadora y dogmática, ya lo hizo Kardec en su momento. En abril de 1857  publicó El Libro de los Espíritus conteniendo 501 preguntas y respuestas, y en 1860, dio a  conocer la que sería la segunda y definitiva edición con 1018 cuestiones. ¡Había revisado  diversas opiniones y más que duplicado el número de asuntos abordados! En 1858 publicó  Instrucción práctica sobre las manifestaciones espíritas, y después tomó la decisión de no  editar más esa obra y refundirla en El Libro de los Médiums. Tanto en sus libros como en la  Revue Spirite, Kardec reconoce, con la honestidad que le caracterizaba, que en numerosas  oportunidades se vio obligado a variar su opinión sobre ciertos temas e interpretaciones, e  invita a los espíritas a actuar siempre de ese modo para evitar que la doctrina quede  marginada del progreso en general. 
Para nosotros está muy claro que se debe resguardar la integridad de la doctrina y la fidelidad a las directrices que fueron trazadas por la espiritualidad superior, y que se debe permanecer alerta ante las “innovaciones” de extrañas procedencias que han tratado de infiltrarla, presentándose a sí mismas como “revelaciones superiores”, y que en verdad, nada aportan de interesante o constructivo, y por el contrario, introducen ideas absurdas y extravagantes que desacreditan a quienes las admiten.
La actualización del Espiritismo es un planteamiento y una actitud que se sintonizan plenamente con la letra y con el espíritu de las enseñanzas de su ilustre Codificador. No otra cosa haría él en estos momentos y no otra cosa nos está reclamando que hagamos. Esta convicción nos mueve a expresar con firmeza y serenidad que la vigencia de Kardec no está en discusión, que su pensamiento es muy actual, y que el sentido dinámico y progresista de su obra es la mayor garantía de que siempre estará en sintonía con el progreso. Es por eso, que la C. E. P. A. está convocando el XVIII Congreso Espírita  panamericano, que  va a realizarse con gran éxito en octubre próximo en la hermosa ciudad de Porto Alegre, con la intención de comenzar a discutir sobre el tema de la actualización, inaugurando  apenas un proceso que habrá de ser continuado en otros eventos, con la participación de  todos los espíritas que aman esta hermosa doctrina y desean verla siempre fresca, dinámica  y abierta.
La actualización del Espiritismo es una necesidad inaplazable y un desafío a la inteligencia, a  la cultura y a la sensibilidad de los espíritas. Marchamos hacia ese proceso enarbolando la  bandera de Kardec y sintiendo en nuestras almas la inspiración de ese mundo espiritual  superior que orienta, anima e impulsa todo esfuerzo que contribuya a la superación de la  humanidad.
Editorial da Revista América Espírita, número 56, de marzo/2000
Recopilación: Cassio Lopes
Adaptación: Oswaldo E. Porras Dorta

                                 ************************

LOS LLAMADOS VAMPIROS 

ENERGÉTICOS

Para comprender mejor el significado de "los vampiros energéticos" en nuestras vidas compartimos una explicación a través de los términos de SAD (Servicio a los Otros) y SAS (Servicio a si mismo).
Un Vampiro Energético o Psíquico según lo entendemos es una entidad con una "Orientación de frecuencia SAS" o sea de "Servicio a si mismo", personas que "necesitan" tomar, absorber, "chupar", succionar o quitar la energía a otros para su propio y egoísta beneficio personal.
Los Vampiros Psíquicos Energéticos son como "demonios disfrazados", puede ser cualquier persona que se encuentre en tu vida. Todos hemos conocido este tipo de personas. No importa cuanto tu creas conocer a estas personas, ni tampoco el tiempo que tu estés junto a ellos, siempre te sentirás cansado y débil en su presencia o después de su visita o muy confundido e inseguro.
Es importante reconocer los síntomas y los efectos de la relación con vampiros de la energía en nuestra vida cotidiana.
Cómo reconocer un Vampiro Psíquico o Energético
En general, son personas que para nosotros son agradables y que les tenemos estima y cariño, incluso hasta admiración en algunos casos. Principalmente ellos están centrados sólo en sí mismos, en sus problemas, en sus circunstancias, no hay nada más importante que ellos mismos. (Ver Exceso de confianza y entrega)
Tienen actitudes extremas, con muchos prejuicios y son rápidos para emitir opiniones y descalificar a los demás, además son muy hábiles en la "Manipulación emocional". La mayoría de las veces actúan en forma solapada y tienen intenciones ocultas. La sinceridad brilla por su ausencia, nos buscan y manipulan con el propósito de obtener algo de nosotros. Cuando lo han obtenido ellos se van o desaparecen... Podemos encontrar varios tipos de personas o estrategias para acercarse a sus víctimas:

Las personas que constantemente te están buscando para contarte sólo sus problemas, para pedirte ayuda. A veces se comportan como "pobre victimas" de otros, provocan lastima y compasión. Y generalmente, ellos no hacen nada, no toman acción y tampoco quieren reconocer la responsabilidad de su propia vida.
Las personas que te hacen perder la confianza en ti mismo. Actúan con superioridad, no toman en consideración tus necesidades y requerimientos. Son aquellos que te humillan, te debilitan juzgando duramente tus opiniones y propuestas, colocándote en un lugar de inferioridad. Te hacen sentir inseguro y simplemente buscan confundirte. No aprecian tus avances y deseos de mejorar.
Las personas que te halagan y adulan por todo. Alimentan tu "Ego", confirmando y corroborando tus puntos de vista. Los pueden encontrar dentro de tus grandes amigos o "grupos de hermandad". Te alaban y te dicen que si a todo, incluso si estás equivocado. En general, ellos necesitan estar cerca de ti, pero no contribuyen en nada. No aportan, no te invitan a crecer y a buscar o ampliar tu mundo. Se podría interpretar: "Si ellos están en el barro y la miseria, ellos también quieren tu estés en el mismo lugar". Y aunque cuesta trabajo y a veces es difícil descubrir su oscura estrategia.
Evita tener miedo. Es el drenaje de energía lo que "Nubla tu mente".

- Rey Formoso-
                                                        *******************************

                                                                 

                     Amor y caridad
Amor es luz divina.

La Caridad es beneficencia humana.

La claridad revela.

La bondad socorre.

Consagraste el corazón al ministerio bendito con Jesús y esperamos que las espinas de la senda produzcan flores para tu fe renovadora y vibrante y que las piedras del camino se conviertan, al toque de tu comprensión y de tu buena voluntad, en sublime pan del espíritu.

En verdad, la siembra y la mies son infinitas. Cada sector reclama mil brazos y cada surco exige devoción y vigilancia; entre tanto, un discípulo solamente, que se aficione al Maestro, puede realizar los milagros del amor y de la caridad por donde pase, despertando corazones para el servicio redentor. No nos cansemos, pues, en la dedicación con la que nos consagramos al apostolado de la renuncia.

Samaritano del Evangelio vivo, percibiste que no venceremos en la batalla de nosotros mismos, sin que compartamos la carga que aflige a nuestros hermanos más próximos. Penetraste, feliz, el santuario del entendimiento nuevo y dispusiste el corazón al servicio mediúmnico, aprendiendo el valor del servicio a los semejantes. Bendito seas.

Fenómenos y discusiones, muchas veces, constituyen simples procesos de endurecer las fibras del alma, porque no todos se colocan, en el mismo nivel, para la recepción de las dádivas celestiales. Todavía es imperioso reconocer que el bien es la puerta sublime a través de la cual el propio pensamiento de Jesús se manifiesta, consolando y salvando, edificando y aliviando, amparando e iluminando el corazón del hombre cada vez más.

No descansemos, por tanto, en nuestra faena de ayudar y construir siempre. Espiritismo sin perfeccionamiento espiritual es templo sin luz.

La hora del mundo es sombría y la jornada humana reclama lámparas encendidas, para que las ovejas retardadas no se precipiten en los despeñaderos fatales.

Hermanémonos en el ministerio de la evangelización y avancemos. Amor sin caridad es teoría de labios desprevenidos: caridad sin amor es aquella campana que tañe de la imagen paulina.

Unámonos, en vista de eso, en la luz que redime y en la fraternidad que socorre, convencidos de que no nos faltará la bendición de aquel Divino Amigo que prometió caminar con nosotros hasta el fin de los siglos.

De mensaje recibido el
08.11.1948

Espíritu Bezerra de Menezes
Médium Francisco Cândido Xavier
Extraído del libro “Bezerra, Chico y usted”

                                                 **************************


No hay comentarios:

Publicar un comentario