Entradas populares

miércoles, 27 de abril de 2016

CONVERSACIÓN CON UN ESPÍRITU


LA REBELIÓN DE LOS MENDIGOS

ANTE LOS DESAJUSTES ACTUALES · Francisco Cándido Xavier
Varios grupos de amigos y simpatizantes de la doctrina espirita nos honraban con su presencia y participación en nuestra reunión habitual. Antecediendo a las tareas programadas, el asunto central de las conversaciones era la necesidad de encontrar recursos que nos ayuden, en la actualidad, para aliviar  o socorrer  a los compañeros en humanidad que nos procuran, tantos de ellos desarmonizados  y con sufrimiento espiritual.
Hablamos sobre los problemas de la obsesión, del desanimo, de la falta de fe, y del desequilibrio, cuando la reunión fue iniciada. El Evangelio Según el Espiritismo nos ofreció para examen el ítem 14 del capítulo V, referente a la locura y el suicidio. Diversos comentaristas hablaron sobre el tema. Y nuestro Emmanuel nos dio el mensaje  Presidiarios del alma, que tomamos la libertad de enviarle, con el deseo  de que usted lo esparza con sus posibles elucidaciones doctrinarias.

PRESIDIARIOS DEL ALMA· Emmanuel

Cuando los compañeros en aflicción se aproximen a ti, compadécete de ellos, antes de oírlos.
Acógelos  en la condición de presidiarios del alma, que soportan íntimos conflictos que tal vez desconozcas.
¡Prisioneros del sufrimiento: será esa designación probablemente la más adecuada para definir la condición de los que buscan socorro, situados en las ultimas rayas de la resistencia para el desespero!...
************************
Este se enlazó a los problemas de la culpa cuando se suponía conquistando la felicidad e ignora  como recobrar la tranquilidad perdida; aquel rechazo la prueba con la que se redimiría y se esposo a compromisos difíciles de rescatar: aquel otro desperdició fuerzas y tiempo, cayendo en las redes del desgaste orgánico que le exige cuidado y conformación; ese otro tiene el espíritu encadenado al frio de un túmulo en el que le aguardan los  últimos recuerdos de un ser amado!...
Encontrarás  los desanimados y tristes, los encarcelados en el desanimo y la amargura y aun aquellos otros que la rebeldía encerró en celdas de la angustia, te piden que el apoyo y la liberación! ...
A nadie desconsideres ni hieras con advertencias inoportunas.
Recordemos que nadie se arroja en volcanes de llanto simplemente porque así lo desea.
 Los que te rodean, implorando socorro, habitualmente ya lucharon bastante para concienciarse en cuanto a la propia situación.
Construye el puente de misericordia entre la fe que te ilumina y el dolor de los hermanos que te presentan el corazón herido, y dales el abrazo salvador a fin de que se transfieran de las tinieblas para la luz.
Cuando se perdieron en los caminos del mundo, tantas veces engañados por ellos mismos, no precisan  tanto de la interferencia basada en nuestros recursos de austeridad y conocimiento.
Todos ellos esperan de nosotros, por encima de todo, un gesto de simpatía y una bendición de amor.
LA REBELIÓN DE LOS MENDIGOS · Hermano Saulo
Hoy asistimos, en el mundo, a la rebelión de los mendigos. Millones de criaturas que pidieron reencarnaciones de prueba, viniendo a la Tierra  para descargar sus conciencias atormentadas, se rebelan  contra las condiciones  que ellas mismas solicitaron. Al sumergirse en el plano de la materia densa, en sus escafandros  carnales, esos espíritus sufridores reencuentran el clima de sus antiguas pasiones, de sus ansias frustradas, de sus ilusiones deshechas y desean repetir las tentativas del pasado. Más la verdad es que ahora están remolcados en el carro de las pruebas, con la finalidad de liberarse de los deseos egoístas, preparándose para la civilización del altruismo que ya comienza a arborecer en el planeta.
Estamos en una hora de transición. Hemos de dejar nuestros errores en el pasado y avanzar corajosamente para el futuro. No es fácil alijar en el camino el fardo de las viejas pretensiones. Por otro lado, la vida de hoy ofrece facilidades nuevas, perspectivas que en el pasado eran imposibles y que ahora hacen renacer las tentaciones  antiguas con mayor violencia. Son los juros de la deuda antigua, exigiendo mayor esfuerzo de los deudores que, embriagados  con la vuelta a al condición corporal, olvidándose de los compromisos espirituales asumidos para esa experiencia.
Les falta la capacidad de comprender  de pronto la nueva situación. No obstante, todos ellos traen en su interior las advertencias del plano superior, prontas a brotar del inconsciente cuando ayudados por los compañeros terrenales que poseen la mente  iluminada por los principios renovadores del espiritismo. Es por eso que  procuran intuitivamente el socorro espirita. Más , si en vez de comprensión, encuentran en nuestro medio el rechazo y la reprimenda, sentirán aumentar la rebeldía y el desespero que los afligen.
De ahí la recomendación de Emmanuel en el sentido de que los recibamos con atención y cariño, compadeciéndonos de ellos, aun mismo, antes de oírlos. Hemos de tener comprensión para ayudar  a los que no comprenden. Si fuéramos capaces de amarlos, en vez de censurarlos, podremos darles la ayudan que nos piden. Y lo Alto secundará nuestros esfuerzos de fraternidad. Soportemos la burla, la ironía, el desprecio con el que nos desafían. Toleremos sus impertinencias, como otros ya nos toleraron. Encaremos a todos ellos como hermanos que nos piden amor, atención y cariño, pues solo así los ayudaremos, ayudándonos a nosotros mismos.
Está claro que no debemos acogerlos para incentivarles el apego a las viejas pasiones. Todos necesitamos – sin excepción –, en la vida terrena, de apoyo afectivo y  corrección de los errores.
La acción doble de freno y estimulo, como enseña Lázaro, es que nos lleva a saltar los obstáculos de la prueba.
La rebelión de los mendigos exige de los padres,  de los educadores, de los orientadores religiosos – y sobre todo de los espiritas – una actitud de permanente disponibilidad afectiva, de corazón abierto, y al mismo tiempo de mente vigilante. No podemos, por amor sin control, auxiliarlos en la rebelión.
Esa actitud no es fácil de ser mantenida, pues los mendigos rebeldes nos acusaran de crueldad y atraso, siempre que nos opongamos a sus abusos. Y tendrán a su lado familiares que los apoyan. Más si tuviéramos amor en sus corazones, venceremos  pues nuestro amor despertará en la conciencia rebelada  el recuerdo de los compromisos asumidos en el mundo espiritual.

Este articulo  fue publicado en la columna dominical “Chico Xavier pide licencia” en el jornal Diario de S. Paulo, en la década de 1970
El presenta el mensaje Presidiarios del alma, dictado por Chico Xavier por el espíritu Emmanuel, que  Herculano Pires (con el pseudónimo de Hermano Saulo) comenta por medio de su texto  “La rebelión de los Mendigos”.

                                                         *************************************



Caracteres de la revelación espirita .


42. El Espiritismo posee, además un poder moralizador incalculable en razón de la finalidad que asigna a todas las acciones de la vida y de las consecuencias que nos demuestra respecto a la práctica del bien y del alma. Asimismo nos brinda, en los momentos penosos, gracias a una inalterable confianza en el futuro, fuerza moral, valor y consuelo. El poder moralizador está,también, en la fe de saber que tenemos cerca nuestro a los seres que hemos amado, la seguridad de reencontrarlos y la posibilidad de relacionarnos con ellos.
En resumen: la certeza de que todo lo que hemos hecho o adquirido en inteligencia, conocimientos o moral, hasta el último día de nuestras vidas, no se perderá, nos ayudará a progresar. Vemos, por tanto, que el Espiritismo cumple con todas las promesas de Cristo cuando anunció al Consolador. Y como es el Espíritu de Verdad quien preside este importante movimiento regenerador, la promesa de su llegada se ve plenamentecumplida, ya que él es el verdadero consolador.

43. Si sumamos a todos estos resultados la rápida e insólita propagación del Espiritismo, apesar de todo lo que se intenta para destruirlo, no se puede dudar de que su llegada es providencial,ya que triunfa sobre las fuerzas contrarias y la mala voluntad humana. El Espiritismo se basa sóloen el poder de una idea. Sin embargo, es aceptado con facilidad por un gran número de personas, loque prueba que responde a una necesidad: la de creer en algo después de vacío dejado por una etapade incredulidad, razón por la que podemos afirmar que llegó en el momento preciso. 

44. Entre los adeptos hay muchos seres sufrientes, y esto no sorprende, puesto que es muchagente que busca el acogimiento de una doctrina que siembra el consuelo y la prefiera a aquellasotras que causan desazón, y porque a los desheredados, más que a los felices del mundo, se dirige elEspiritismo. Quien está enfermo recibe al médico con más alegría que quien está sano. Losenfermos son los hombres que sufren, y el médico es el Consolador. Vosotros, que combatís al Espiritismo, si pretendéis que la gente lo deje de lado paraseguiros, debéis dar más y mejor que él, curar con más certidumbre las heridas del alma. Dad másconsuelo, más tranquilidad al corazón, esperanzas más legítimas, certezas mayores. Dibujad unfuturo más racional y seductor, mas no pretendáis conseguir adherentes hablándoles de la nada, odándoles a elegir entre las llamas del infierno o la beata e inútil contemplación perpetua. 

 Muchos padres deploran que las muertes prematuras de sus hijos hagan inútiles todos los sacrificiosrealizados para educarlos. Quienes creen en el Espiritismo, no lamentan esos esfuerzos, e incluso estaríandispuestos a realizarlos aunque tuviesen la certeza de que sus hijos morirían a temprana edad, ya que saben quesi sus hijos no aprovechan esa educación en la vida terrestre, les servirá para adelantar como espíritus o en unanueva existencia, y que cuando reencarnen, poseerán un bagaje intelectual que les ayudará a adquirir nuevosconocimientos más fácilmente. Esos son los niños que traen al nacer ideas ya formadas, que saben sin aprender. Si los padres no tienenla satisfacción inmediata de ver a sus hijos aprovechar la educación dada, saben que la utilizarán más adelante,ya sea en el estado de espíritus o en el estado de hombres. Quizás sean nuevamente padres de esos mismos niños,a quienes se les llama dotados y deben sus aptitudes a una educación anterior. Si, por el contrario los handescuidado, éstos sufrirán más tarde por su negligencia penas y molestias ocasionadas por quienes fueron en otravida sus hijos. (El Evangelio según el Espiritismo, cap. V, n.º 21: “Muertes prematuras”). [N. de A. Kardec.] 

-----------Texto extraído del Libro EL GÉNESIS - Allan Kardec

                                                            *******************************





           CONVERSACIÓN CON UN ESPÍRITU 

 La Srta. Clary D… -Evocación
– La señorita Clary D…, interesante niña fallecida en 1850 a la edad de 13 años, ha permanecido desde entonces como el genio de su familia, donde frecuentemente es evocada y a la cual ha dado un gran número de comunicaciones del más alto interés. La conversación que relataremos a continuación ha tenido lugar entre ella y nosotros el 12 de enero de 1857, por intermedio de su hermano médium.

1. – Preg. ¿Tenéis un recuerdo preciso de vuestra existencia corporal?

– Resp. El Espíritu ve el presente, el pasado y un poco el futuro, según su perfección y su proximidad a Dios.

2. – Preg. Esta condición de la perfección, ¿es solamente relativa al futuro, o también se relaciona con el presente y el pasado?

– Resp. El Espíritu ve el futuro más claramente a medida que se acerca a Dios. Después de la muerte, el alma ve y abarca de un vistazo todas sus emigraciones pasadas, pero no puede ver lo que Dios le prepara; para ello es necesario estar por entero en Dios, después de muchas existencias.

3. – Preg. ¿Sabéis en qué época habréis de reencarnar?

– Resp. En 10 ó 100 años.

4. – Preg. ¿Será en la Tierra o en otro mundo?

– Resp. En otro mundo.

5. – Preg. Con relación a la Tierra, el mundo en que estaréis ¿se encuentra en condiciones mejores, iguales o inferiores?

– Resp. Mucho mejores que las de la Tierra; allá uno es feliz.

6. – Preg. Puesto que estáis aquí entre nosotros, os encontráis en un lugar determinado, ¿en cuál?

– Resp. Estoy con una apariencia etérea; puedo decir que mi Espíritu propiamente dicho se extiende mucho más lejos; veo muchas cosas y me transporto bien lejos de aquí con la velocidad del pensamiento; mi apariencia está a la derecha de mi hermano y dirige su brazo.

7. – Preg. Ese cuerpo etéreo del que estáis revestida, ¿os permite experimentar las sensaciones físicas, como por ejemplo las del calor o del frío?

– Resp. Cuando me acuerdo mucho de mi cuerpo, siento una especie de impresión como cuando uno se quita una capa y se cree que todavía la lleva por algún tiempo después.

8. – Preg. Acabáis de decir que podéis transportaros con la rapidez del pensamiento; ¿no es el pensamiento la propia alma que se desprende de su envoltura?

– Resp. Sí.

9. – Preg. Cuando vuestro pensamiento se traslada hacia alguna parte, ¿cómo se produce la separación de vuestra alma?

– Resp. La apariencia se disipa; el pensamiento sigue solo.

10. – Preg. Por lo tanto, es una facultad que se separa; ¿el ser permanece donde está?

– Resp. La forma no es el ser.

11. – Preg. ¿Pero cómo obra este pensamiento? ¿No obra siempre por intermedio de la materia?

– Resp. No.

12. – Preg. Cuando vuestra facultad de pensar se separa, ¿no obráis entonces por intermedio de la materia?

– Resp. La sombra se disipa, y se reproduce donde el pensamiento la guía.

13. – Preg. Puesto que sólo teníais 13 años cuando vuestro cuerpo murió, ¿cómo es que podéis darnos, sobre cuestiones abstractas, respuestas que están fuera del alcance de una niña de vuestra edad?

– Resp. ¡Mi alma es tan antigua!

14. – Preg. Entre vuestras existencias anteriores, ¿podéis citarnos una de las que más han elevado vuestros conocimientos?

– Resp. Estuve en el cuerpo de un hombre al que transformé en virtuoso; después de su muerte he estado en el cuerpo de una jovencita, cuyo rostro era el reflejo del alma; Dios me ha recompensado.

15. – Preg. ¿Podríamos veros aquí tal como estáis actualmente?

– Resp. Sí, podríais.

16. – Preg. ¿Cómo podríamos? ¿Depende de nosotros, de vos o de personas más íntimas?

– Resp. De vosotros.

17. – Preg. ¿Qué condiciones deberíamos cumplir para ello?

– Resp. Concentraos durante algún tiempo, con fe y fervor; sed menos numerosos, aislaos un poco y haced venir a un médium del género de Home.

Allan Kardec
Extraído de la “Revista Espirita 1858″
                                                                              **************************

                                                                   

¿Cómo actúa la Ley de Vibración y Afinidad ?

        La energía, de la clase que sea, ya sea estática o dinámica, supone una vibración  a nivel molecular, ya sea acompañando a los cuerpos sólidos o  en otro estado de condensación de la materia que se puede llegar a sutilizar hasta el extremo de presentarse como energía, pues todo en el universo es energía, y por tanto desde los cuerpos sólidos hasta las energías mentales y otras más sutíles, están en un estado de vibración continuos .  Como todo en la Naturaleza, este océano inmenso de vibraciones, está regulado por una ley natural llamada Ley de Vibración. Esta Ley  rige la manifestación  y el efecto de las energías irradiadas por todo cuanto existe en el Universo.
      Vemos como toda la materia está constituida por átomos que a su vez  contienen  partículas  de energía que permanecen en un movimiento giratorio  constante, alrededor de un núcleo, a modo semejante a como los planetas lo hacen también alrededor de los astros: estas partículas de la energía  que circunvalan a los átomos,  son los protones, electrones y neutrones.   En su veloz movimiento vibratorio, dichas partículas provocan una vibración constante, imperceptible para nuestros sentidos, pero que  parte desde lo más íntimo de la materia: esto  constituye  todo un  microcosmos atómico.
       Por  esta ley cósmica,  a modo semejante a como lo hacen las ondas hertzianas, todo vibra en diversos grados o bandas de frecuencia, desde la energía del átomo material hasta la energía psíquica de la mente.
          La  vibración  de ondas mentales se expanden   buscando el objetivo al que se dirigen o  hacia el que son atraídas porque sintonizan por afinidad y le afectan positiva o negativamente,  regresando después  al punto de partida con sus mismos efectos de salida. El Espíritu humano vibra en la persona  y se manifiesta a través de  su  actividad cerebral- la mente humana-  y lo hace  creando bandas de frecuencia diferentes entre sí en amplitud y longitud de onda, según la clase de pensamientos y de sentimientos que generan y transmiten.
         Todo pensamiento y sentimiento vibra a través de todas las células del organismo, a las que transmite  la misma tónica vibratoria y por eso les afecta para bien o para mal .  Es por ello que  esta clase de vibración  puede llegar a afectar  también al propio cuerpo físico tal y como se comprueba en el caso de las enfermedades psicosomáticas, entre las que se cuentan muchas úlceras de estómago, mareos, taquicardias, sudoraciones y hasta infartos de corazón a causa de emociones fuertes.
 Estas energías mentales también pueden actuar como una energía psicocinética que afecta a otros elementos materiales  sobre los que actúan, llegando a ocasionar alteraciones físicas,  o también sobre otros seres a los que puede afectar en sentido positivo o negativo, según  que la  energía generada  y transmitida desde  la mente sea positiva o negativa , pero es de tener muy en cuenta que estas ondas  generadas por el pensamiento o por los sentimientos, como ya señalamos  antes, siempre regresan al punto de partida como un boomerang, después de alcanzar su objetivo. Es por ello que siempre se recoge y viene a nosotros, de aquello mismo que antes hemos sembrado.
Hablamos de energías positivas o negativas, ¿pero cual es la diferencia que las  convierte en un signo o en su contrario?. La gran diferencia está en la clase de sentimientos: cuando son de Amor y de buenos deseos e intenciones, son energías benéficas, pero cuando es el rencor , el odio o la envidia las que las acompañan, entonces resultan negativas por su carácter deletéreo, dañando antes o después al Ser que las generó.
La Ley de Afinidad determina que una vibración  psíquica del carácter que sea, siempre atrae a otra u otras vibraciones semejantes o afines con las que sintoniza ; por esa razón también se la conoce como Ley de Sintonía. ( Recordemos al respecto, como funcionan las ondas Hertzianas o las electromagnéticas ).
Mediante estas dos leyes  que regulan la  atracción  o el rechazo por  igualdad o diferencia de sintonía vibratoria,   los humanos nos atraemos y agrupamos en diversos niveles evolutivos que marcan la sintonización y armonía dentro de los grupos, y así , la humanidad en general, va avanzando a través de los tiempos, de grado en grado , mas o menos lentamente, al tiempo que impiden  el mecanismo de una involución o de un estancamiento evolutivo indefinido..
 Estas dos leyes que conforman una realidad universal,  vienen a ser algo así como el engranaje que hace funcionar a  todas las demás leyes Universales.
- jOSE LUIS MARTÍN-
                                                                                              ***********************
“No cedas jamás a la tristeza ni a la depresión. La depresión es reprobable porque contagia a los demás y les dificulta más su vida, cosa que no tienes derecho a hacer. Por eso, si alguna vez te invade, desechala enseguida”
                                        -Krishnamurti-

                                       *****************



No hay comentarios:

Publicar un comentario