Entradas populares

miércoles, 1 de junio de 2016

10 Principios espiritas para un mundo mejor



                    NUNCA  PIERDA LA                      
     OPORTUNIDAD DE APRENDER

Nunca pierda la oportunidad de aprender  con una dificultad. Aprender, generalmente, es destruir una visión y construir una nueva perspectiva.
Cuando alguien para y se cuestiona sobre los motivos de estar enfrentando un problema, infelizmente, la mayoría encuentra la respuesta de modo errado:  culpando al otro. La culpa es del jefe, del compañero, de los padres, del empleado.
El otro nunca es la respuesta para sus problemas. Si usted no aprende con la dificultad, va a repetirla hasta el infinito. Va a cambiar de empleo, de compañero, de empleados.... pero cuando se de cuenta de que cambió a las personas y el problema continúa siendo el mismo y se repite.
Las dificultades son oportunidades de aprendizaje y cuando perdemos esa lección, el dolor se torna inútil.
Para todo problema existe una solución. Además, esta es una definición: el problema es un acontecimiento siempre acompañado de solución. Cuando usted no tenga una solución será necesario definir cual es el problema.
Usted descubre que no tiene dinero para pagar las cuentas. Está bien, no tener dinero es un problema, principalmente si los acreedores le están cobrando y los intereses aumentando. La solución, ciertamente  se inicia por el recorte de gastos, continúa con una negociación con los acreedores y alguna acción para ganar más dinero. Al final aprendió de esa situación que parecía tener solo un aspecto negativo.  Usted: 

- Aprendió a gastar de acuerdo con sus ingresos.
-Aprendió a ser humilde para negociar con los acreedores.
- Aprendió a ganar más. 
¡ La solución siempre existe!  Y en la mayor parte de las veces, la persona sabe cual es. Lo difícil es tener el coraje de realizarla. Nunca pierda la oportunidad de aprender con una dificultad.
Aprender generalmente es destruir una visión y construir una nueva perspectiva.

Y, principalmente, tenga la certeza de que el problema será resuelto. Si usted tuviese alguna duda, piense de esta manera: si muriese ahora, ¿cual sería la evolución del problema?. ¿ Se da cuenta?. Él será resuelto de alguna manera.
La única cosa que no funciona es juzgar en el otro la responsabilidad de sus dificultades. El odio bloquea la creatividad y solo empeora las cosas. Las personas que alguien llama como enemigos, son los mejores maestros que la vida nos ofrece para ayudarnos a aprender las lecciones de crecimiento. Ellos nos mantienen preparados para poder evolucionar. Después que usted resuelve una dificultad, agradece a esa persona por enseñarle una lección. Por eso, Luis A. Gasparetto dijo: " Perdonar es descubrir que usted no tiene razón ninguna para perdonar, es solo vivir lo aprendido. Eso solo acontece cuand usted aprovecha la oportunidad para crecer". Si guarda odio contra alguien, piense en la lección que usted tiene que aprender y su vida será mucho mejor.

( Aportado por Claudia Dantas )

                                        *****************************

"Ya vivimos muchas veces. Estamos con las personas exactas para ajustar nuestros corazones y solucionar nuestros problemas. En la encarnación, nadie se equivoca de dirección" 
  
CHICO XAVIER

                                    *********************************



            CONVITE AL PERDÓN
“Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas también vuestro Padre celeste os perdonara”. (Mateo: capitulo 6º, versículo 14 al 15)

Por más rudo que haya sido la agresión perdona.

Incluso que la injusticia prosiga amargando tus elevadas aspiraciones, perdona.

No obstante, el amigo momentáneamente engañado se haya transformado en tu verdugo, perdona.

A pesar de tus esfuerzos en el bien nada consigues, permitiendo la siembra de la calumnia para multiplicar dificultades y espinos por la senda, perdona.

En cualquier circunstancia perdona a aquellos que te ofenden, olvidando las ofensas con que te agraden.

El ofensor es alguien a un paso del desequilibrio.

Aquel que se complace en la persecución, ignora el grado de enfermedad que lo culpabiliza.

El perseguidor permanece perturbado en las telas del desvarío y en breve será victima de sí mismo.

Indudablemente la felicidad pertenece siempre a aquel que puede ofrecer, que posee para dar.

Muchas veces, serás convidado a responder, clamando a la reacción engendrada por la ira, que provoca la rebelión, tal la suma de circunstancias negativas en que te veras envuelto. Ten, pues, cuidado. Reflexiona antes de reaccionar a fin de no actuar por precipitación y reflexiones tardíamente.

Jesús, convidado directamente a la reacción negativa, una y otra vez, permaneció integro perdonando y amando, por saber que aquellos que Lo afligían eran espíritus aturdidos, afligidos en si mismos, por esa razón, dignos de perdón.

Espíritu Joanna de Ângelis
Médium Divaldo Pereira Franco
Extraído del libro “Convites de la vida”


                                       *********************


10 Principios espiritas para un mundo mejor


¿De qué forma nosotros, espiritistas, y el espiritismo, podemos contribuir para el advenimiento de un mundo mejor? ¿Cómo podemos colaborar para el surgimiento de una sociedad más justa, más fraterna, más feliz?

Sabemos que la filosofía social espiritista nos enseña a no ser ajenos en relación a los problemas sociales. El pensamiento espiritista nos enseña que somos “co-credores del universo” y, por eso, nos alerta de que somos responsables por lo que hay de bueno y de ruin en nuestra existencia individual y social. Sin embargo, en la práctica ¿qué es lo que podemos hacer? Obviamente, existen muchas cosas que podemos llevar a cabo. Podemos actuar en instituciones de caridad, en partidos políticos, en organizaciones no gubernamentales, en nuestros centros espiritas, podemos intentar ser diferentes en nuestras profesiones. De hecho, existen varias maneras en las cuales podemos actuar con el fin de la búsqueda de un mundo mejor.

En el VI Fórum del Libre Pensar Espírita de Porto Alegre, realizado en el mes de septiembre de 2014, fui invitado a hablar sobre el tema “Utopía de un mundo mejor. La contribución de Ernst Bloch y del Espiritismo”. Al final de la exposición, enumeré algunas formas mediante las cuales los espiritistas y el espiritismo, pueden contribuir para que ocurran transformaciones positivas en la vida colectiva y en la mentalidad de los habitantes de este lindo planeta azul. No pretendía, está claro, ofrecer una enumeración exhaustiva de tales posibilidades de contribución, mi propósito sólo consistía en ofrecer un rol ejemplificador. De hecho, hice un listado de algunos principios espiritas básicos que pretenden responder a la importante pregunta: ¿Cómo pueden contribuir los espiritistas y el espiritismo para el surgimiento de un mundo mejor?

Primer principio – A través de una postura humanista, en la cual el hombre es el fin y no el medio para alcanzar cualquier objetivo. Este humanismo implica una consciencia y actuación pacifista, en la que la violencia es descartada como forma de manifestación y emancipación humana. La violencia, en la visión espirita, será aceptada sólo en el caso de necesidad extrema e inevitable en forma de legítima defensa.

Segundo principio – Reconociendo la dignidad de todos los seres humanos independientemente de la raza, credo, orientación sexual, opinión, clase social, etc. La reencarnación puede ser un gran instrumento de concienciación, pues nos permite experimentar a lo largo del proceso histórico, en el tiempo y en el espacio, la realidad del otro.

Tercer principio – Promoviendo una visión optimista sobre la vida, a partir de la comprensión del hombre como ser que trasciende la muerte biológica. El hombre, en la perspectiva espirita, es un ser para la vida y no para la muerte como pretenden algunas filosofías pesimistas y nihilistas contemporáneas.

Cuarto principio – Realizando una educación para la libertad, pero también para la responsabilidad. La educación, según el espiritismo, no es sólo la educación del intelecto, sino también la de los sentimientos. La educación espirita pretende el desarrollo de la autonomía del individuo, para que éste pueda convivir armoniosamente en sociedad, con el pleno ejercicio de sus derechos y deberes.

Quinto principio – Proponiendo al mundo un espiritualismo no dogmático, racional, neutro en cuestiones religiosas, y libre pensador, como tercera vía alternativa al espiritualismo dogmático y al cientificismo materialista. El espiritualismo espirita ofrece horizontes inéditos para el desarrollo del conocimiento, de la ética y de la espiritualidad.

Sexto principio – Cultivando la vida activa y no la vida contemplativa, como forma de resolución de los problemas individuales y sociales. El espiritismo concibe el hombre en el mundo y no apartado del mundo, en actitud de alienación y renuncia ante los problemas sociales. Jesús de Nazaret, para nosotros espiritistas, es un paradigma de acción en el mundo, pues no sólo oraba, sino que, por encima de todo, actuaba.

Séptimo principio – En términos filosóficos, el espiritismo puede contribuir con la idea de evolución en base ontológica, o sea, con fundamento en la estructura del ser. Según la Doctrina Kardecista, los dos elementos del universo, espíritu y materia, están en perpetua transformación, siendo de la responsabilidad del hombre el desarrollo de su evolución consciente.

Octavo principio – Para el pensamiento político espiritista es necesario reconocer la importancia del binomio individuo-sociedad, no debiendo el individuo aislarse de forma egoísta del grupo social, pero tampoco aceptando la aniquilación o extinción de la individualidad en detrimento del todo social.

Noveno principio – El espiritismo nos recomienda valorar el ser en relación al tener. Distinguir entre lo necesario y lo superfluo y rechazar el consumismo materialista y capitalista. El espiritismo propugna una sociedad en la que todos tengan acceso a los bienes fundamentales de la vida, donde no haya miseria ni exclusión social de cualquier naturaleza.

Décimo principio – Y, finalmente, la doctrina espiritista nos recomienda desarrollar sentimientos de empatía y solidaridad por los que sufren. Nos recomienda una actuación afectiva en el sentido de disminuir los sufrimientos que encontramos por el camino. El espiritismo nos enseña que realizar el bien es un deber del hombre para con la sociedad y no sólo una mera facultad.

Abogado y filósofo – Guarujá, Santos (Brasil)
Extraído de “Abertura” núm. 305, novbre. 2014
Traducción: Pura Argelich.
Revista “Flama espirita”


                                           **************************



   CONFLICTOS EXISTENCIALES 

                            NECESIDAD DE PACIENCIA 

El alboroto que en la actualidad domina el comportamiento individual y colectivo es el causante de la prisa que desorienta a muchos seres dispuestos a nobles realizaciones.la vida tiene su propio programa,que nadie puede alterar. 
el automatismo vigente en los distintos segmentos de la sociedad,para simplificar le trabajo y ganar tiempo,hace que las personas se aflijan,inquietas,sin motivos reales,y las empujan hacia conductas ansiosas e irritantes. 
Acostumbrados a tener prácticamente todo con sólo apretar un botón,desean que todo se encuentre al alcance de la mano,especialmente cuando la espera produce una expectativa angustiosa. 
en consecuencia,no disponen de paz ni de confianza en torno a los acontecimientos,pensando que es posible hacer que se produzcan cuando les place,al antojo de sus intereses. 
Sería lo mismo que acelerar la germinación de una semilla por medios artificiales o el desarrollo del feto abreviando el ciclo natural,en fin,modificando la estructura del orden y del equilibrio mediante el desconcierto que se le impone. 
No hay tiempo para la paciencia,que es confundida con el embelesamiento. 
La paciencia es un elemento esencial para la armonía y el equilibrio existenciales. 
Siempre se está obligado a esperar,porque no todo puede ser resuelto cuando se desea. 
En todo el universo existe un orden que deriva del programa elaborado especialmente por la Conciencia Cósmica que no puede ser dejado de lado. 
Se dirá que la ciencia y la tecnología han alterado profundamente el comportamiento de las leyes universales,a medida que son identificadas y comprendidas.Sin ninguna duda,en algunas áreas asi ha sucedido,pero,no en relación con sus estructuras,sin con respecto a los fenómenos que ahora pueden ser comprendidos en sus causas,para evitar algunos y disminuir los efectos dañinos de otros.No obstante la vida posee directrices que no pueden ser alteradas sin provocar graves perjuicios a la organización general. 
La paciencia funciona como un mecanismo de confianza en ele futuro,auxiliando en el análisis de los acontecimientos y en el aprendizaje que se obtiene en todas las circunstancias. 
Frente a un exámen médico complementario que requiere un tiempo determinado,tal como los análisis clínicos de laboratorio o biopsias de tejidos orgánicos,no hay como apresurar los resultados. 
El período que media entre la presentación del material y el resultado,debe ser utilizado para fomentar bienestar,maduración psicológica,reflexión en torno a la existencia,en vez de generar nerviosismo y sus efectos,como la ansiedad,el insomnio,el malestar... 
Cuando se adquiere confianza en Dios,todos los acontecimientos siguen su curso con naturalidad,sin extrapolar su dimensión ni alterar el comportamiento hacia los trastornos y la aflicción. 
el individuo consciente sabe que solo le sucede lo que es mejor para su desarrollo espiritual.De ese modo,adopta la paciencia. 
Armoniosamente,los astros gravitan en su órbitas,obedeciendo,el mandato del equilibrio cósmico. 
La paciencia es la conducta que debe ser mantenida frente a todos los fenómenos.presentes o futuros. 
Por muy grande que sea la ansiedad de alguien,no le sera posible alterar el orden vigente en todas partes. 
Si aprendemos a esperar con una actitud dinámica,que predispone a la realización interior ,al uso enriquecedor del tiempo y la reflexión edificante,la vida se vuelve mas próspera y bella. 
Cuando acontece lo opuesto,se trabaja en favor del propio desequilibrio,mediante la irritabilidad y el desconcierto emocional que se establece,sin que sea posible alterar el ritmo de los acontecimientos. 
Gracias a la paciencia y a la confianza en si mismo,Tomás Edison 
realizó incontables experimentos para conseguir encender el filamento que daría origen a la lámpara eléctrica.Cada vez que el experimento no conseguía el éxito esperado,en vez de irritarse.el científico comprobaba que había conseguido una nueva fórmula inadecuada para su objetivo.y prosiguió infatigablemente hasta triunfar. 
Ante los sinsabores,los infortunios,los conflictos que abundan en todas partes,la actitud correcta es la paciencia. 
Quien aprende a esperar,manteniéndose dinámico y eficaz,consigue frutos de sabiduría y experimenta una realización personal intransferible. 
ese ejercicio debe ser mantenido en los diferentes periodos de la existencia humana,realizando cada actividad en su debido momento,con método,sin la prisa que es portadora de ansiedad y de aflicción,y sin la indiferencia que mata cualquier programa de elevación. 
Saber esperar lo inevitable,por desagradable que sea,sin la carga de las expectativas olorosas,constituye una forma de atenuar sus consecuencias angustiosas. 
La mente que aprende a razonar dentro de los parámetros de la armonía,produce mucho mas que aquella que se disocia de los elementos prioritarios,perdiéndose en conjeturas desprovistas de significado. 
Frente a ese programa equilibrado,las neuronas funcionan con mas armonía y propician bienestar y lucidez. 
Además,gracias al discernimiento que se mantiene claro,resulta imposible encontrar caminos para solucionar los enfrentamientos y la estabilidad emocional necesaria,para la conducta que debe permanecer saludable. 
Cuando se mantiene la paciencia frente a los pequeños contratiempos o desaciertos,repitiendo el intento tantas veces como sea necesario,con el mismo placer de la primera vez,la confianza y el respeto por si mismo otorgan alegría de vivir y de luchar. 
La paciencia es vital para que el éxito se produzca,y ello ocurre no solo cuando se quiere,sin cuando es posible. 
Jesús sabía que las personas de su tiempo,aún primitivas,no estaban en condiciones de comprenderlo ni de amarlo. 
A pesar de ello,emprendió el sublime apostolado de amor,sembrando en los Espíritus y en sus sentimientos la palabra de luz libertadora,para que,a través de los tiempos,pudieran madurar emocionalmente y asimilar el conocimiento de la inmortalidad y del bien,que loa capacitaría para la conquista del reino de los cielos. 
Puesto a prueba con frecuencia,en ningún momento de dejó vencer por la irritabilidad o por la rebeldía,preservando su programa de compasión y de misericordia,en forma de educación y de benevolencia. 
Nunca te olvides,por lo tanto,de la paciencia,frente a los desafíos de lo cotidiano,y aprende a confiar en Dios y en el valor el trabajo ordenado y continuo. 
DIVALDO FRANCO: JUANA DE ANGELIS


                                                    ***************************


No hay comentarios:

Publicar un comentario